Camping

Estás aquí

En Nueva Zelanda, acampar es un pasatiempo popular. Con todas las actividades al aire libre que ofrece, no es de sorprender que la opción predilecta para alojarse sea una noche bajo una carpa.

No hay muchos placeres al aire libre en este mundo mayores que sentarse alrededor de una fogata en una noche de cielo despejado con el silencio interrumpido solo por los sonidos de las olas o los ríos borboteantes. Si buscás sentirte libre y relajado, y ver algunas de las zonas más espectaculares del país, no podés dejar de ir de campamento. Vas a encontrar cientos de lugares para acampar en todo el país. Instalá tu carpa en medio de la naturaleza magnífica de uno de nuestros parques nacionales. O recorré la costa en auto y hablá con los lugareños. Ellos conocen lugares donde podés golpear la puerta del propietario de las tierras y pedir permiso con amabilidad para acceder a playas hermosas, tranquilas y vírgenes... un pedacito de cielo.

Si querés estar más cerca de las comodidades de la civilización, hay muchos parques vacacionales donde podés quedarte con todas las comodidades y un montón de actividades para tener entretenidos incluso a los niños más inquietos.

Buscar y reservar vuelos