Los europeos llegan a Aotearoa

Estás aquí

Aunque el primer europeo en avistar el país fue un holandés, los británicos son quienes colonizaron Nueva Zelanda.

El primer visitante de los Países Bajos

El primer europeo en divisar Nueva Zelanda fue el explorador holandés Abel Tasman. Este holandés participó en una expedición para descubrir un gran continente meridional, la "Gran tierra del sur", que se creía era rica en minerales. En 1642, mientras buscaba dicho continente, Tasman avistó una "tierra vasta y elevada" frente a la costa oeste de la Isla Sur.

Abel Tasman anexó el país para Holanda con el nombre de "Staten Landt" (posteriormente, los cartógrafos holandeses cambiaron el nombre a "Nueva Zelanda"). Al navegar por la costa oeste del país, el primer contacto de Tasman con los maoríes fue en la parte septentrional de la Isla Sur, en lo que ahora se conoce como bahía Golden. Dos waka (canoas) llenas de maoríes divisaron la embarcación de Tasman. Tasman envió a sus hombres en un bote pequeño, pero una serie de malentendidos terminó en la embestida de uno de los waka. Como resultado de la escaramuza que se produjo, murieron cuatro de los hombres de Tasman.

Tasman nunca puso pie en Nueva Zelanda. Luego de navegar por la costa oeste, se dirigió a algunas islas del Pacífico y posteriormente de vuelta a Batavia (ahora Yakarta) en las Indias Orientales holandesas (ahora Indonesia). Su misión a Nueva Zelanda fue considerada como un fracaso por sus empleadores, Dutch East India Company, ya que no encontró "tesoros ni especies que reporten grandes ganancias".

Llega Gran Bretaña

El capitán James Cook, enviado a Tahiti a observar el tránsito de Venus, también tuvo la misión de buscar el gran continente meridional que se creía existía en los mares del sur. El grumete Young Nick divisó una porción de tierra (ahora llamada Young Nick's Head) cerca de Gisborne en 1769. Cook circunnavegó y trazó un mapa del territorio con éxito, y encabezó otras dos expediciones a Nueva Zelanda antes de que lo asesinaran en Hawái en 1779.

Los primeros colonos europeos

Antes de 1840, quienes llegaban a Nueva Zelanda eran principalmente balleneros, cazadores de focas y misioneros. Estos colonos tenían gran contacto con los maoríes, especialmente en las zonas costeras. El pueblo maorí y los Pakeha (europeos) comerciaban ampliamente, incluso algunos europeos vivían entre los maoríes. La introducción de armas en las guerras tribales de los maoríes y la propagación de enfermedades traídas de Europa produjeron una disminución considerable de la población indígena durante esa época. 

 

Buscar y reservar vuelos