Salud y seguridad

Estás aquí

Nueva Zelanda es un lugar seguro para viajar con una baja tasa de crímenes, pocas enfermedades endémicas y un gran sistema de salud pública.

Aun así les aconsejamos a los visitantes que cuiden su seguridad personal y sus posesiones como lo harían en cualquier otro país o en casa. Fotocopiá tus documentos importantes (como tu pasaporte y tarjetas de crédito) y mantenelos separados de los originales. También deberías tener un registro de la descripción y número de serie de artículos valiosos (como cámaras, tabletas y teléfonos inteligentes). Y, recordá, en caso de emergencia, llamá al 111.

Cómo mantenerte seguro

  • Llevá un teléfono celular y no dudes en llamar al número de emergencia de Nueva Zelanda si te sentís inseguro o amenazado; marcá 111. Las llamadas son gratis.
  • Viajá con alguien que conozcas y en quien confíes, cuando sea posible.
  • Te recomendamos que no aceptes viajar con extraños y que no hagas dedo.
  • Si salís de noche, andá a lugares iluminados donde haya otras personas. No tomes atajos por parques o callejones. Tomá un taxi o viajá con alguien que conozcas.
  • No aceptes bebidas de extraños y nunca dejes tu bebida sola.
  • Llevá un kit de primeros auxilios básico para usar en caso de emergencia.

Cómo mantener tus posesiones a salvo

  1. Siempre cerrá bien tu vehículo y donde te alojes, y cerrá bien las ventanas cuando no estés cerca.
  2. Guardá los objetos de valor en un lugar seguro, idealmente, en una caja fuerte en el lugar donde te alojás. Nunca dejes objetos de valor ni documentos importantes en un vehículo estacionado.
  3. Nunca dejes bolsas, mochilas, billeteras ni cámaras en un espacio público, particularmente, en aeropuertos, terminales de ferry o estaciones de autobuses o trenes.
  4. No lleves mucho dinero en efectivo ni joyas caras.
  5. Si retirás dinero de un cajero, retirá pequeñas cantidades (preferentemente, durante el día) y protegé tu pin.
  6. No dejes mapas, equipaje ni folletos de turismo visibles en el vehículo. Estas son señales evidentes de que sos un turista y que podrías tener objetos de valor.
  7. Si viajás en una casa rodante, estacionala en las zonas designadas siempre que sea posible.

Si roban alguna de tus pertenencias o encontrás artículos de valor en otro lugar, informá a la policía local cuanto antes.

Conducir en Nueva Zelanda

Lo que necesitas saber acerca de como conducir en Nueva Zelanda.

Cómo mantenerte seguro en el entorno natural de Nueva Zelanda

La mayoría de los visitantes vienen a Nueva Zelanda a disfrutar de nuestro entorno natural único, pero los visitantes pueden subestimar los riesgos asociados con el aire libre.

Un paseo por un parque de la ciudad es muy diferente de un paseo en un Parque Nacional. Tomate el tiempo para aprender acerca del lugar al que vas y pedir asesoramiento a los demás, especialmente de tu i-SITE local o Centro para visitantes del Departamento de Conservación (DOC) sobre cómo estar preparado.

  1. Cobertura de teléfono celular:  La cobertura no es confiable afuera de los grandes centros urbanos y, si vas al bosque o a las montañas, es posible que no tengas señal. Considerá llevar una baliza localizadora personal y una radio que funcione con pilas, especialmente si viajás solo.
  2. Clima cambiante: El clima de Nueva Zelanda puede cambiar extremadamente rápido y a veces puede ser extremo. Un día que empieza soleado puede volverse frío, húmedo y ventoso. Siempre tenés que estar preparado para la humedad y el clima frío si te dirigís a los bosques, las montañas o hacia el agua. Durante los días soleados, recordá que la atmósfera limpia y no contaminada de Nueva Zelanda, y las altitudes relativamente bajas, producen una luz solar más intensa que en la mayoría de Europa y América del Norte, por lo que tenés que estar preparado para usar sombreros y bloqueador solar. Siempre revisá el pronóstico del clima y preparate para experimentar las cuatro temporadas en un día. Revisá las condiciones del clima y las alertas del Departamento de Conservación antes de salir de paseo o excursionismo. Tratá todas las alertas climáticas con seriedad. 
  3. Terreno desafiante: No subestimes ninguna “caminata” fuera de los grandes centros. Tenés que tener un estado físico razonable para disfrutar nuestros bosques, montañas y parques nacionales. Revisá el nivel de estado físico recomendado necesario para cualquier caminata antes de salir. También necesitás la ropa y el calzado adecuados. Un impermeable barato no te mantendrá cálido y seco en el bosque o en condiciones ventosas. El calzado que utilizás en la calle no será suficientemente bueno cuando camines por senderos lodosos o escales sobre rocas. 
  4. Avisale a alguien a dónde vas: Avisale a alguien tus planes y dejá una fecha como señal de alarma si no regresás. Dejá un plan de viaje detallado en el Departamento de Conservación (DOC) o con un amigo, con una fecha de “pánico” incluida: cuantos más detalles dejes sobre tus planes, más rápidamente te rescatarán si algo sale mal. Podés encontrar un útil formulario de intención de viaje en el sitio web de AdventureSmart.
  5. Preparate para cualquier cosa: Estar bien preparado significa tener en cuenta todo lo anterior. Necesitás ropa, calzado y equipo correctos. Asegurate de tener suficiente comida y agua para un caso de emergencia. Seguí todas las precauciones de seguridad según los consejos de seguridad al aire libre en el sitio web de AdventureSmart
  6. Si estás perdido, buscá refugio y quedate donde estás. Usá una linterna o el flash de la cámara para llamar la atención a la noche. Intentá colocar algo de muchos colores visible desde el aire para que un helicóptero te pueda encontrar durante el día.

Para obtener más información visita el sitio web de AdventureSmart.

Seguridad en el agua

La extensa costa y la red de vías navegables de Nueva Zelanda ofrecen una gran oportunidad para nadar, navegar y pescar. Sin embargo, mucha gente no está preparada para los posibles riesgos del agua.

Te recomendamos que visites Water Safety o AdventureSmart para obtener consejos sobre cómo mantenerte seguro en las playas y las vías fluviales de Nueva Zelanda.

  1. Si tenés dudas, mantenete alejado.
  2. Nunca nades ni practiques surf solo o cuando estés cansado o tengas frío.
  3. Nadá entre las banderas. Las playas con posibles peligros suelen estar patrulladas por salvavidas, que ponen banderas amarillas y rojas. El lugar más seguro para nadar es entre estas banderas. Prestá atención a las recomendaciones de los salvavidas.
  4. Si vas con niños, no los pierdas nunca de vista.
  5. Aprendé a reconocer las corrientes de resaca del océano.

¿Cómo conseguir ayuda?

El número de teléfono de emergencia en Nueva Zelanda es el 111. Es una llamada gratuita.

Si tenés una emergencia y necesitás una respuesta rápida de la policía, el servicio de bomberos, una ambulancia o el servicio de búsqueda y rescate, marcá 111.

Hay estaciones de policía en todos los pueblos y ciudades principales de Nueva Zelanda, y en muchas localidades rurales. La información de contacto se encuentra en las guías telefónicas locales.

No dudes en comunicarte con la policía si te sentís inseguro o amenazado. Denunciá todo robo o delito a la policía de inmediato.

Cómo mantenerte seguro a través de mensajes de texto

Vodafone, Telecom y 2degrees ofrecen un servicio de mensajes de texto para visitantes.

Podés enviar actualizaciones sobre tu ubicación y desplazamientos por mensaje de texto al número 7233 [SAFE]. Esta información se guarda en una base de datos central a la cual puede acceder la policía si es necesario.

Cuando envias un mensaje de texto al 7233, recibirás una respuesta automática de acuse de recibo, que te indica que llames al 111 y pidas ayuda a la policía si estás en peligro.

La policía y la industria de turismo de Nueva Zelanda te animan a utilizar este servicio como otra forma de informar dónde estás y qué estás haciendo mientras estás en nuestro país.

Accidentes y seguro médico

Con un poco de cuidado y sentido común, tu visita a Nueva Zelanda no debería tener ningún accidente. Si te lesionás aquí, es posible que necesites la ayuda de la Corporación de Compensación por Accidentes (ACC), el sistema de compensación por accidentes de Nueva Zelanda.

En Nueva Zelanda, no podés demandar a nadie por daños y perjuicios si te lesionás. En cambio, la ACC te ayuda a pagar tu atención, es decir, pagar el costo de tu tratamiento y ayudarte en tu recuperación mientras permanecés en Nueva Zelanda.

De todas formas, tenés que comprar tu propio seguro médico y de viaje porque la ACC no cubre todo:

  • La ACC solo cubre el tratamiento y la rehabilitación en Nueva Zelanda, y, en general, tenés que pagar parte del costo.
  • La ACC no paga los costos adicionales que surjan de un accidente, por ejemplo, costos de viaje retrasado o reducido, viaje de regreso a tu país, tratamiento en tu país y pérdida de ingresos en tu país.

Es muy recomendable que te encargues de tu propio seguro médico. Los hospitales o centros médicos públicos y privados de Nueva Zelanda ofrecen tratamiento y servicio de alta calidad, pero es importante tener en cuenta que estos servicios no son gratuitos para los visitantes, salvo en caso de accidente.

Medicamentos y vacunas

Se recomienda que los visitantes que traigan muchos medicamentos tengan un certificado del médico para evitar posibles problemas con la aduana de Nueva Zelanda. Se necesita la receta del médico para obtener algunos fármacos en Nueva Zelanda.

No se requiere ninguna vacuna para ingresar en Nueva Zelanda.

Buscar y reservar vuelos