Lagos Wanaka y Hawea

Estás aquí

Enmarcados por las montañas, estos lagos esculpidos por los glaciares se pueden disfrutar desde el agua o los senderos costeros.

Los lagos Wanaka y Hawea, que se encuentran uno junto a otro, fueron cavados por enormes glaciares hace más de 10.000 años. En un principio, los glaciares estaban unidos en una franja estrecha de tierra conocida como The Neck, que tiene solo 1000 metros de ancho.

El lago Wanaka es la fuente del río más grande de Nueva Zelanda, el Clutha. El lago Hawea desemboca en el río Hawea, que a su vez se une al Clutha en Albert Town.
Rodeados de playas pedregosas y con vistas magníficas de las cumbres circundantes, ambos lagos ofrecen una variedad de aventuras, sobre todo durante los meses largos y calurosos de verano.

El extremo sur del lago Wanaka está rodeado de senderos. El paseo que sube el monte Iron es una buena opción si te interesa la geología. La montaña muestra signos clásicos de glaciación: redondeada en su superficie ascendente, y empinada y accidentada en la parte descendente.

Desde el pueblo Lake Hawea parte un paseo excelente que sigue el camino Timaru River Road hasta Timaru Creek, una zona de picnic y campamento. El sendero que comienza allí lleva a través de un valle con bosques de hayas hasta aplanarse en un lecho de río trenzado.

Buscar y reservar vuelos