Isla Matiu/Somes

Estás aquí

Historia maorí, historia europea, historias de guerra y vida silvestre: esta isla, en medio del puerto de Wellington, lo tiene todo.

Explorá una isla tranquila y santuario de la vida silvestre en medio del hermoso puerto de Wellington.Al principio, esta isla se llamaba Matiu, en honor a la hija del famoso explorador polinesio Kupe. En 1840 fue rebautizada como isla Somes cuando, junto con la mayor parte de las tierras cerca de Wellington, fue adquirida por la empresa colonial New Zealand Company. Ahora se le conoce oficialmente por su nombre bilingüe, isla Matiu/Somes.Por generaciones, los maoríes ocuparon esta isla como un pa (fortaleza de defensa) estratégico importante. El faro de la isla, construido en 1866, fue la primera luz de entrada al puerto en Nueva Zelanda. Su reemplazo, construido en 1900 y posteriormente automatizado, sigue dando la bienvenida a los viajeros marítimos y guiándolos hacia la seguridad del puerto Wellington.Durante más de 100 años, la isla funcionó como un centro de cuarentena, primero para personas y luego también para animales. Un monumento recuerda a las personas que murieron en la isla mientras estaban en cuarentena.Durante las dos guerras mundiales, la isla sirvió como centro de detención de personas de nacionalidad extranjera que, en esos tiempos, se consideraban una amenaza a la seguridad. También restableció su papel como lugar estratégico de defensa; todavía pueden verse las estructuras de las posiciones antiaéreas de la Segunda Guerra Mundial.Hoy en día, voluntarios y organizaciones están reforestando la isla con plantas nativas. También se han liberado aves, reptiles e invertebrados autóctonos para que se desarrollen en un ambiente libre de plagas.Los ferries ofrecen un servicio regular a la isla desde Wellington central y Days Bay. Al llegar, se revisan los bolsos de los visitantes en el cobertizo de cuarentena para garantizar que no ingresen polizontes (como roedores). Toma unos 40 minutos recorrer el sendero circular a pie.
Buscar y reservar vuelos