Colonia de alcatraces de Muriwai

Estás aquí

Desde agosto hasta marzo de cada año, podés observar las idas y venidas de una colonia ajetreada de alcatraces. Es muy entretenido.

La colonia de alcatraces de Muriwai está a una hora en auto del centro de Auckland. Al lado del estacionamiento, un sendero corto conduce a una plataforma de observación justo sobre la zona principal de la colonia. En el mar, la colonia continúa en dos islas de lados verticales. Unas 1200 parejas de alcatraces anidan allí desde agosto hasta marzo cada año.

Los nidos están a solo centímetros de distancia. Sería una pesadilla para los controladores de tráfico aéreo, pero de alguna manera las aves lo tienen bajo control. Aquellos que llegan a tierra deben esquivar los picos elevados de sus vecinos, por lo que equivocarse puede ser doloroso. Estas aves de dos kilogramos y medio tienen una envergadura de dos metros, y su dominio de las corrientes de aire ascendentes de la costa es impresionante.

Cada pareja pone un huevo, y los padres toman turnos en el nido. Los pollitos nacen desnudos, pero dentro de una semana están cubiertos con una pelusilla suave. A medida que crecen, aparecen las plumas juveniles y comienzan a ejercitar sus alas como preparación para su oportunidad única de saltar desde el acantilado.

Una vez que aprenden a volar, los jóvenes alcatraces dejan la colonia y cruzan el mar de Tasmania hacia Australia. Unos años más tarde, las aves sobrevivientes regresan para obtener un sitio donde anidar en la colonia.

Las vistas desde la colonia son muy impresionantes. La playa Muriwai se extiende 60 km hacia el norte, una línea de arena negra entre las olas estruendosas y los médanos. Muy por debajo, los surfistas entusiastas parecen focas entre el gran oleaje del océano.

Buscar y reservar vuelos