Parque nacional Fiordland

Estás aquí

Es una de las partes más espectaculares y hermosas de Nueva Zelanda, y el poder de los paisajes de Fiordland nunca deja de atrapar a los viajeros.

Este entorno natural extraordinario ofrece fiordos impresionantes, cascadas espectaculares y picos nevados. La selva antigua se agarra con todas sus fuerzas a las montañas, las cascadas caen cientos de metros hasta los fiordos enormes, los lagos brillantes y picos de granito tienen el mismo aspecto que hace mil años.

Puntos destacados

Un fiordo se define como un valle en forma de U, creado por acción de un glaciar, que fue inundado por el mar. Los 14 fiordos que bordean la esquina sudoeste de la Isla Sur tardaron 100.000 años en formarse y los detalles finales se agregaron durante la edad de hielo más reciente, hace solo 10.000 años. Los maoríes atribuyen la creación de los fiordos a un albañil gigante llamado Tute Rakiwhanoa, que talló los valles escarpados con su hacha.
En todos los costados de los fiordos, cascadas espectaculares caen de forma incesante y las lluvias abundantes de la región encuentran su camino hacia el mar.

Milford Sound, que fue descripto por Rudyard Kipling como "la octava maravilla del mundo", siempre es espectacular, y los visitantes pueden apreciar su belleza a través de vuelos panorámicos y cruceros.

Con 421 metros, Doubtful Sound es el fiordo más profundo de Nueva Zelanda. Es un refugio de la naturaleza, donde viven delfines nariz de botella, lobos marinos y pingüinos.

Los dos tercios restantes del Parque nacional Fiordland están cubiertos por bosques vírgenes de hayas y podocarpáceas. Una red de senderos de 500 km les permite a los visitantes explorar el mundo primitivo de picos montañosos, lagos alpinos y valles cubiertos de musgo.

En 1990, Fiordland se designó como un sitio de patrimonio mundial de las Naciones Unidas y se le dio el nombre de Te Wahipounamu, "el lugar de jade", por el recurso mineral más preciado de la zona.

Alojamiento

El Departamento de Conservación ofrece más de 50 cabañas para excursionistas en el parque. Las cabañas "Great Walks" se encuentran en los senderos Milford, Kepler y Routeburn, y proporcionan un nivel de comodidad superior a lo normal. En los otros senderos hay cabañas más básicas disponibles. En la mayoría de ellos vas a encontrar plataformas para dormir con colchones, instalaciones sanitarias y suministro de agua.

Se puede encontrar una amplia gama de opciones de alojamiento en los pueblos junto al lago de Te Anau y Manapouri y sus alrededores. En Milford Sound, el único fiordo accesible por ruta, hay cabañas para mochileros.

Actividades clave

Los senderos Great Walks y más

Tres de los senderos "›Great Walks" de Nueva Zelanda se encuentran en el Parque nacional Fiordland. El más famoso (y por consiguiente el más visitado) es el sendero Milford Track, que toma cinco días. El sendero Kepler Track es una ruta circular que se puede recorrer en cuatro días y Routeburn, que cruza al Parque nacional Mount Aspiring, generalmente, toma tres días. Hay muchos otros senderos para explorar, menos famosos pero igualmente espectaculares.

Navegación en kayak de mar y buceo

Varios de los fiordos se pueden recorrer en kayak de mar, al igual que los lagos Te Anau y Manapouri. El buceo en Fiordland ofrece la oportunidad inusual de ver plantas de aguas profundas que crecen cerca de la superficie. Los residentes locales incluyen delfines, lobos marinos y pingüinos.

Cruceros por los fiordos

Cada día, vuelos panorámicos y servicios de autobús llevan visitantes a Milford Sound para realizar cruceros panorámicos. Se pueden organizar cruceros ecológicos por los fiordos menos accesibles en Te Anau o Manapouri.

Consejos clave

  • Desde fines de octubre hasta fines de abril, las reservas son esenciales para garantizar alojamiento en las cabañas de los senderos Great Walks.
  • Podés encontrar temperaturas bajas, nieve, vientos fuertes y lluvia torrencial en cualquier época del año. Preparate.
  • El repelente de insectos es un elemento imprescindible en el Parque nacional Fiordland, ya que las moscas negras son legendarias.
  • Si no sos una persona con experiencia al aire libre, es recomendable que reserves una excursión guiada.
  • Podés cazar y pescar en el parque, pero necesitás un permiso.
Buscar y reservar vuelos