Valle Nevis

Estás aquí

Ingresá a un valle rural remoto y seguí el río a través de paisajes espectaculares llenos de reliquias de la minería del oro. Hacé un picnic junto al río o pescá truchas con mosca.

El valle Nevis se utilizó originalmente como una ruta para el pueblo maorí. Los primeros colonos europeos comenzaron a cultivar el valle y en 1862 un trabajador maorí encontró algo de oro en el río. Años más tarde, los pioneros de la minería decidieron investigar los informes sobre este descubrimiento y pronto se volvieron ricos. Los esfuerzos por mantener en secreto el hallazgo fueron infructuosos, y así comenzó la fiebre del oro en el valle Nevis.Mantenidos gracias a la lejanía de este valle, los restos de numerosos edificios de piedra de la época de la minería del oro ofrecen una visión fascinante de la perseverancia y el ingenio de los pioneros. Las reliquias incluyen desde el cementerio y los edificios del asentamiento hasta una leñera y la primera cabaña de esquí.Actualmente, solo la familia de Ben Nevis Station reside en el área, por lo que todavía parece muy aislado. Montañas altas se alzan desde ambos lados del valle; al oeste las montañas Remarkables y Hector y al este la cordillera Old Woman. Alimentado por numerosos arroyos provenientes de las montañas, el río Nevis serpentea por el amplio valle. Desde Cromwell, la ruta sin asfaltar que se dirige al valle Nevis se eleva 1300 metros sobre Duffers Saddle antes de descender para seguir junto al río. El valle Nevis tiene una sección inferior y una superior, que están separadas por un desfiladero. Cuando el valle no está aislado por la nieve, los vehículos y motos todoterreno pueden seguir a través del desfiladero y el valle superior, cruzar varios fiordos antes de elevarse sobre las montañas Hector hacia el pueblo de Garston, al sur del Lago Wakatipu.
Buscar y reservar vuelos