Plantas y animales de Nueva Zelanda

Estás aquí

Desde que Nueva Zelanda se separó del supercontinente, ha evolucionado una flora y fauna únicas para dar lugar a una tierra llena de plantas y criaturas interesantes.

Plantas

La gran cantidad de lluvia que cae en Nueva Zelanda, además de muchas horas de sol, hacen que el país tenga una flora exuberante y diversa, donde el 80 % de la flora es nativa.

Árboles y arbustos

Te asombrarán los majestuosos bosques nativos de hoja perenne del país, que incluyen especies como rimu, totara, muchas variedades de haya, y el árbol nativo más grande de todos, el gigantesco kauri. Bajo los árboles encontrarás una nutrida capa de vegetación, compuesta por un sinnúmero de arbustos nativos y varios tipos de helechos, musgos y líquenes.

Toques de color

Las flores amarillas del kowhai son unas de las más bellas que verás jamás y, si visitas la Isla Norte, no estarás lejos del maravilloso árbol pohutukawa. Sus flores de intenso color rojo aparecen en diciembre, por eso se lo conoce como el árbol de Navidad neozelandés.

Animales

Antes de que los humanos se instalaran en Nueva Zelanda, ¡debe haber sido un lugar extremadamente ruidoso! Grandes superficies de exuberantes arbustos nativos albergaban una increíble variedad de aves. A medida que evolucionaron, las alas dejaron de ser necesarias para algunos pájaros, ya que no tenían depredadores naturales de los que escapar volando. Por consiguiente, muchas aves nativas de Nueva Zelanda se transformaron en especies no voladoras, como el loro kakapo, el kiwi, el takahe y el moa, considerada el ave más grande del mundo, actualmente extinta.

Cuando los maoríes y europeos colonizaron Nueva Zelanda, cazaron aves y trajeron depredadores, incluso ratas y armiños. Esto, junto con la pérdida del hábitat, condujo a la extinción de numerosas aves, entre ellas el moa y el huia.

Aves nativas

El símbolo nacional de Nueva Zelanda es un ave nocturna que no vuela y tiene orificios nasales en el extremo de su largo pico. El kiwi ahora se encuentra en peligro de extinción y es difícil verlo en estado silvestre. No obstante, hay varias "kiwi houses" (casas de kiwis) en zoológicos y parques de vida silvestre. Si bien se ven bonitos, los kiwis pueden ser feroces y altamente territoriales.

Las siguientes son otras aves nativas conocidas de Nueva Zelanda:

  • La traviesa kea es una de las aves más inteligentes del mundo y con gusto se lanzará sobre un automóvil para robar un limpiaparabrisas o algún trozo de goma.
  • La adorable weka es un ave no voladora que tiene predilección por los objetos brillantes.
  • El takahe tiene un hermoso plumaje índigo y un pico de intenso color rojo.
  • El tui es un ave famosa por su hermoso trinar y su alzacuellos blanco.
  • La lechuza morepork se denomina así por el sonido de su canto, que se escucha frecuentemente en la noche.

El antiguo tuátara

El tuátara es una reliquia inigualable del pasado: es el único reptil de cresta espinosa que queda en el mundo. Todas las especies de la familia de este reptil, excepto el tuátara, murieron hace 65 millones de años. Los tuátaras pueden vivir más de 100 años y solo se encuentran en las islas protegidas del litoral. Los tuátaras no representan una amenaza para los seres humanos.

Vida marina

Nueva Zelanda tiene una vida marina abundante y diversa, y la observación de ballenas y el nado con delfines son dos de nuestras experiencias más recomendadas. El pequeño delfín de cabeza blanca se considera el más raro del mundo y solo se encuentra en las aguas de Nueva Zelanda. El fértil ambiente marino de Nueva Zelanda también permite el desarrollo de focas, pingüinos y una gran cantidad de peces y crustáceos. 

Parques nacionales y reservas marinas

Más del 20 por ciento de Nueva Zelanda está cubierta por parques nacionales, áreas boscosas y reservas, los mejores lugares para observar nuestra flora y fauna nativa. En tierra firme, también tenemos dos áreas de patrimonio mundial: Tongariro en el centro de la Isla Norte y Te Wahipounamu al suroeste de la Isla Sur.

Nuestros 14 parques nacionales cuentan con una increíble variedad de paisajes y vegetación de gran belleza natural. Estos parques ofrecen la posibilidad de disfrutar de una amplia gama de actividades, como excursionismo, ciclismo de montaña, esquí y snowboard, navegación en kayak y pesca de trucha. Su administración y mantenimiento es responsabilidad del Departamento de Conservación.

Para ver criaturas marinas nativas, visitá una de las 34 reservas marinas de Nueva Zelanda. En estas áreas, se aplica una estricta política de "no llevar", que implica que no se puede pescar ni recolectar pescados o mariscos. Este fantástico mundo submarino, que incluye las mundialmente famosas islas Poor Knights, se disfruta mejor en paseos en bote y viajes de buceo o de buceo de superficie.

Buscar y reservar vuelos