Las 10 mejores experiencias de comida y vino

Estás aquí

No te podés perder las comidas frescas, innovadoras y deliciosas de los sabores neozelandeses y los vinos de primer nivel.

Las comidas y los vinos son ingredientes esenciales en una experiencia en Nueva Zelanda, sea en una cena fina o una comida casual al aire libre, en un salón de cata, haciendo sociales con los productores locales en los mercados de productores o en una experiencia auténtica de hangi maorí. Los innovadores chefs neozelandeses combinan ingredientes recién cosechados de la huerta, el campo o el mar mientras que las influencias pacíficas y los alimentos orgánicos e indígenas hacen que sea una cocina única. Y probarla es primordial. En cualquier lugar que pienses pasar tus vacaciones en Nueva Zelanda, habrá una exquisitez o bebida local para tentar tu paladar, de modo que asegurate de incluir algunas de estas experiencias Top 10 en tu itinerario.
  1. Si querés vivir la máxima experiencia del vino, alquilá un automóvil y recorré la ruta Classic New Zealand Wine Trail, que abarca tres regiones vitivinícolas. Dejá bastante tiempo para detenerte, degustar y apreciar.
     
  2. Ninguna experiencia de buena mesa en Nueva Zelanda estaría completa sin una copa o dos del galardonado pinot noir. Podés elegir entre Central Otago en el sur o Martinborough en el norte y combinarlo con un sabroso cordero de Nueva Zelanda.
     
  3. Si deseás una auténtica experiencia del vino de Nueva Zelanda, las viñas de Gisborne en la soleada costa este de la Isla Norte producen un chardonnay especialmente refinado para brindar por tus vacaciones soñadas.
     
  4. En la parte superior de la Isla Sur, Marlborough no solo es la más grande región vitivinícola de Nueva Zelanda, sino también la "capital mundial de los mejillones verdes". Probá la exquisita combinación de mejillones y sauvignon blanc de Marlborough.
     
  5. Levantate temprano un fin de semana y mezclate con los lugareños en un mercado agrícola , donde podés comprar frutas y verduras frescas y llevar a casa manjares como mermelada, miel, encurtidos y pan artesanal.
     
  6. No es necesario que llegues hasta el final de Nueva Zelanda para probar las ostras de Bluff, pero si deseás las más frescas y jugosas, recién sacadas del océano Antártico, Southland es el lugar adecuado. 
     
  7. Esforzate antes de calmar tu sed al recorrer las viñas en bicicleta en Hawke’s Bay o tomá un tour de cerveza en bicicleta por Nelson, donde tendrás muchas oportunidades de probar la cosecha o cerveza local.
     
  8. En la costa oeste de la Isla Sur se prepara uno de los platos más celebrados de Nueva Zelanda, las hamburguesas de boquerón. Se pescan en el río, se pasan por huevo y se sirven con una cerveza de Monteith.
     
  9. Deleitate con nuevas sensaciones al probar los finos chocolates con rellenos exóticos pero maravillosos o un exquisito chocolate caliente en una chocolatería boutique en Greytown o Wellington.
     
  10. Participá en una clase de cocina y aprendé a cocinar como un maestro chef en una de las diversas escuelas que hay en todo el país. También conocerás a algunos de los principales amantes de la buena mesa de Nueva Zelanda. 
Buscar y reservar vuelos