De Queenstown a Dunedin mediante el planificador de ruta Invercargill

Estás aquí

¿Alguna vez te preguntaste como sería llegar hasta el final del camino? Si explorás el extremo sur's “de Nueva Zelanda”tendrás un viaje verdaderamente gratificante.

Queenstown

Queenstown rebosa de actividades de aventuras, terapia de compras y relajación. Es un excelente lugar para comenzar tu épico viaje por ruta hacia el sur.

De Queenstown a Te Anau

No hay ninguna duda: disfrutarás cada minuto en este paseo de Queenstown a Kingston, con vistas de lagos y montañas, mientras rodeás el lago Wakatipu bajo las imponentes Remarkables.

Cuando las orillas del lago Wakatipu desaparecen en la distancia, te espera el vasto océano Pacífico. Pero no te apures: dedicá tiempo a descubrir el magnífico lago Te Anau, el segundo lago más grande de Nueva Zelanda.

Tesoro escondido: Las cuevas de luciérnagas de Te Anau

Desde Te Anau, podés tomar un viaje en bote a través de la silenciosa y maravillosa tierra subterránea donde las millones de luciérnagas son la única luz: un espectáculo cautivador para grandes y niños.

Parque nacional Fiordland

Luego, dejá que las costas misteriosas del lago Manapouri te lleven a la naturaleza prístina del Parque nacional Fiordland. Está a la vuelta de la esquina, y el llamado de esta extraordinaria área de patrimonio mundial, favorita entre los excursionistas, te puede convencer de quedarte un poco antes de seguir tu camino hacia el sur.

Bahía Colac y Riverton

Manapouri no queda lejos de la costa. A corta distancia en automóvil a través de tierras verdes de labranza y extensas colinas, comenzarás a sentir la brisa del mar. Si sos un entusiasta surfista o simplemente te gusta observar las siluetas ágiles que cortan las olas, esta es tu excusa para un descanso: la bahía Colac es famosa por su fabuloso surf. Si tenés hambre, quizás prefieras un banquete de mariscos a unos minutos en Riverton.

Invercargill

Antes de darte cuenta, habrás llegado a Invercargill, la ciudad más meridional en Nueva Zelanda. Apagá el motor... este es el lugar para disfrutar del arte del buen vivir con los lugareños, famosos por su hospitalidad sureña.

Bluff

Siempre tendrás la oportunidad de sacarte una foto en el punto más meridional de Nueva Zelanda: el letrero de Stirling Point en Bluff marca el final de la SH1, pero no el final de tu ruta. Mientras estás acá, asegurate de probar las famosas ostras de Bluff.

Isla Stewart / Rakiura

Mientras estés por esta zona, quizá te interese aprovechar para viajar a Rakiura o la isla Stewart. Este paraíso ecológico es la tercera isla más grande de Nueva Zelanda, a la que podés llegar haciendo un breve viaje en ferry desde Bluff o por aire desde Invercargill. Con la población más grande de kiwis, la isla Stewart es el lugar donde es más probable que encuentres esta emblemática ave no voladora.

De Invercargill a Dunedin

Camino al norte, tendrás tiempo para reflexionar con los pingüinos: el amanecer o el atardecer son el mejor momento para relajarte y sentarte tranquilo en la playa mientras observás estas cómicas aves. Si tenés ganas, podés explorar el bosque petrificado en la bahía Curio, un emotivo recordatorio de tiempos pasados.

Nuestro consejo: Tomá un folleto

Recogé una copia del folleto de la ruta panorámica Southern Scenic Route en el i-SITE más cercano para obtener la mejor información privilegiada sobre los fabulosos lugares ocultos en la ruta en la que estás.

Tesoro escondido: Nugget Point

Mientras vas por la costa, detenete para caminar hasta Nugget Point, donde está el faro en los imponentes acantilados sobre las rocas escarpadas que reciben los vapuleos del poderoso océano.

Dunedin

Finalmente, continuá hasta Dunedin por la desembocadura del río Taieri y Brighton. Observá una Nueva Zelanda rural diferente, protegida por imponentes acantilados y playas resguardadas. Detenete en la playa Tunnel para caminar rodeado de un paisaje costero imponente.

Los cafés de Dunedin son muy valorados por su café y por los famosos panecillos de queso. O bien, paseá por la calle George St y explorá la floreciente escena de la moda y el centro comercial. Si estás acá el fin de semana, ¡no olvides visitar el mercado de productores de Otago!

¿Cuál es el próximo destino?

Desde Dunedin, tenés mucho más por descubrir. Dirigite hacia el norte hasta Christchurch y pasá por Oamaru para contemplar su arte y arquitectura, o volvé a Queenstown por los viñedos y los huertos de Central Otago.

Buscar y reservar vuelos