Ruta panorámica del sur

Estás aquí

La ruta panorámica del sur es el camino hacia cielos amplios, paisajes espectaculares y encuentros significativos con animales nativos.

Las multitudes y las filas simplemente no calzan. Desde explorar un auténtico castillo en Dunedin hasta navegar en kayak por un lago salvaje, los recuerdos que vas a acumular van a resonar con la belleza intensa del paisaje y la determinación de los pioneros.

Resumen de la ruta

Esta ruta comienza en la ciudad histórica de Dunedin y sigue la costa salvaje Catlins hasta Invercargill; luego, continúa hacia el noroeste hasta Manapouri y Te Anau, y termina en Queenstown. Las actividades destacadas incluyen encuentros con la vida marina en la costa Catlins, una expedición a la isla Stewart, paseos por el lago en Fiordland y caminar por el camino Tuatapere Humpridge, una de las aventuras a pie más nuevas de Nueva Zelanda.

Características más importantes

Dunedin es un cofre de tesoros de la arquitectura victoriana y eduardiana. Durante la fiebre del oro, la ciudad adquirió algunos de los edificios comerciales más imponentes de Nueva Zelanda. Podés ver ejemplos espectaculares de arquitectura neogótica, de estilo italiano, palladiana y georgiana, y podés quedarte en hoteles históricos y casonas convertidas en alojamiento con desayuno. Dunedin también es famoso por sus tours ecológicos a colonias de pingüinos, albatros y lobos marinos, algunos de los cuales incluyen un paseo por el hermoso puerto Otago.

Te esperan cascadas, bosques y encuentros con mamíferos marinos en la costa Catlins, un tramo de tierra agreste que comienza justo al sur de Balclutha. Asegurate de tomar el camino hacia las cataratas de Purakaunui, una cascada majestuosa de 20 metros y tres niveles. Nugget Point es la apuesta segura para ver vida salvaje, ya que es el único lugar donde vas a encontrar lobos marinos, leopardos marinos de Hooker y elefantes marinos que viven juntos. También alberga colonias de pingüinos ojigualdos y azules. En la bahía Porpoise, podés buscar delfines de cabeza blanca en las olas. La bahía Curio tiene un bosque petrificado muy curioso: tiene 180 millones de años.

En el pueblo de Bluff, observá las vistas de 360 grados desde la colina Bluff Hill y tomá un ferry hasta la isla Stewart, que alberga el parque nacional más nuevo de Nueva Zelanda. Los caminos de excursionismo del Departamento de Conservación y la reserva de aves de la isla facilitan imaginar a Nueva Zelanda sin gente, como era hace mil años. De regreso en tierra firme, el camino Tuatapere Humpridge Track (que rápidamente se convirtió en una leyenda en el mundo del senderismo) te lleva a la playa, al bosque y a un paisaje subalpino, con viaductos históricos de madera que lo hacen más interesante.

Tu próximo destino es el núcleo del parque nacional Fiordland: los pueblos de Manapouri y Te Anau a la orilla del lago. Paseá en barco por el lago Manapouri hasta la central eléctrica West Arm o embarcate en una expedición de kayak y navegación a los fiordos. Las atracciones de Te Anau incluyen un parque de vida silvestre, una caminata por el camino Kepler, espeleología deportiva y paseos a caballo. No te pierdas la exploración de la ruta hermosa y salvaje Milford Road hasta el estrecho de Milford Sound.

La etapa final de tu viaje por la ruta panorámica del sur te lleva de Te Anau al centro turístico alpino a orillas del lago de Queenstown.

Buscar y reservar vuelos