Teviot Woolshed

Estás aquí

Te va a sorprender la dimensión que tenían las operaciones de cría de ovejas en el valle Teviot hace 130 años y vas a escuchar una historia conmovedora sobre una sepultura solitaria.

En medio de un prado como una reliquia de piedra medieval, los restos del cobertizo Teviot (erigido en 1870) podrían haber sido cualquier cosa, desde barracones antiguos hasta una fábrica o prisión.De hecho, la estructura fue una vez el cobertizo para esquilar más grande del hemisferio sur. Medía 137 por 47,3 m y podía contener más de 8000 ovejas. Las historias sugieren que el cobertizo provenía de Inglaterra, donde había servido como estación ferroviaria antes de ser desmontada y enviada a Nueva Zelanda.En 1924, gran parte de la edificación fue destruida por el fuego, pero las paredes de piedra con fachada curva y ventanas en arco se mantienen hasta el día de hoy. Es muy fácil visualizar la estructura con su techo amplio aún instalado e imaginar trenes de vapor o colas largas de ovejas yendo y viniendo a través de los arcos elevados.En las cercanías, en las excavaciones Horseshoe Bend a orillas del río Clutha, dos estructuras de piedra más pequeñas tienen una historia diferente que contar. En un lugar aislado, dos lápidas yacen una junto a otra. Una dice William Rigney y la otra "Somebody's Darling" (el amor de alguien). La leyenda local dice que en 1865, William Rigney descubrió el cuerpo de un joven en la ribera después de una inundación. Organizó una investigación e instaló una sepultura para el hombre desconocido, erigiendo una lápida con las palabras "Somebody's Darling Lies Buried Here" (el amor de alguien yace sepultado aquí). Tras su muerte en enero de 1912, Rigney fue enterrado según su deseo junto a la tumba anónima.
Buscar y reservar vuelos