Los 10 mejores lugares en Nueva Zelanda para enamorarse

Estás aquí

Nueva Zelanda te permite experimentar una intimidad con la naturaleza que es difícil encontrar en algún otro lugar.

Juntos, pueden descubrir lugares mágicos, donde se pueden enamorar nuevamente.

Desde playas aisladas y bosques tropicales exóticos hasta maravillas geotérmicas y montañas nevadas, los paisajes de Nueva Zelanda son tan románticos como variados. Sin el estrés de la vida diaria, y con todos los lujos que te gustaría incluir en tus vacaciones, podés centrarte en lo que realmente importa en la vida: el amor. Llená tus vacaciones con actividades de aventura para dos o simplemente relájense juntos.

Sorprendé a la persona más especial de tu vida con un viaje a uno de los 10 mejores lugares para enamorarse, o elijan juntos el destino.

  1. Contemplen la Cruz del Sur o la Vía Láctea en Lake Tekapo; alejados de las luces y los ruidos de la ciudad, el cielo nocturno los maravillará con su claridad y, tal vez, incluso les regale una estrella fugaz.
     
  2. Refúgiense en una piscina privada en las piscinas Glacier Hot Pools, cerca de Franz Josef; rodeados de un bosque nativo, pueden remojarse en las aguas glaciares cálidas y dejar atrás todas las preocupaciones de este mundo.
     
  3. Entren a un mundo distinto y escuchen un concierto de aves: Zealandia, en Wellington, es un refugio seguro para la vida silvestre exótica y permite experimentar los sonidos de un paraíso inmaculado.
     
  4. Extasíen sus sentidos con las centelleantes estrellas y los sonidos del bosque abrazados en un tipi; en el remoto alojamiento Solscape de Raglan, todo gira en torno a la pureza de la naturaleza.
     
  5. Tomen un crucero romántico a la isla Mokoia en el lago Rotorua; podrán comprender en profundidad la cultura maorí al escuchar la conmovedora historia de amor de Hinemoa y Tutanekai y seguir sus pasos.
     
  6. Den un paseo al caer el sol en una de las playas negras y agrestes de la costa oeste de Auckland y, luego, hagan lo mismo que hacen los lugareños y satisfagan su apetito acumulado con un delicioso festín de pescado y papas fritas para llevar.
     
  7. Paseen por el denso bosque de kauri por la noche y dejen que la luz de la luna los guíe hasta el gigante Tane Mahuta; la leyenda maorí cuenta que este árbol es el Señor de Bosque y el padre de todas las criaturas vivientes.
     
  8. Partan con la neblina matutina y naveguen en kayak por las aguas calmas del estrecho de Milford Sound; recuerden mantener los ojos bien abiertos para ver lobos marinos y delfines y maravillarse con el tamaño de los acantilados de roca y las hermosas cascadas.
     
  9. Saboreen ostras Bluff recién pescadas en la isla Stewart; combinada con los paisajes naturales, esta exquisitez de Nueva Zelanda seguramente potenciará sus sentidos.
     
  10. Disfruten del ambiente que crean millones de luciérnagas en las cuevas de Waitomo; atravesar el laberinto destellante de los túneles subterráneos es una experiencia realmente surrealista.
Buscar y reservar vuelos