Muelle de la bahía Tolaga

Estás aquí

Este muelle, que se extiende dentro de las aguas profundas de la bahía Tolaga, es un lugar legendario para tirar la caña de pescar.

Caminar hasta el final del muelle más largo de Nueva Zelanda toma una media hora. Con 660 metros de longitud, no se trata de un muelle cualquiera. Los lugareños adoran el muelle porque es parte de la historia de Eastland y porque es un lugar excelente para pescar.

La apertura del muelle de la bahía Tolaga en 1929 hizo posible que grandes barcos costeros de comercio cargaran y descargaran las mercancías. Sin embargo, incluso después de que abriera el muelle de la bahía Tolaga, las mejoras en las rutas y los vehículos de motor comenzaron a competir con el envío costero. Era irónico que gran parte de la carga que pasó por el muelle fuera material de construcción de rutas, utilizado para construir la ruta a través de Gisborne, que pronto proporcionaría un medio alternativo de transporte.

En los últimos años se realizaron trabajos importantes de restauración del muelle que van a ayudar a asegurar que lugareños y viajeros puedan pescar en los años venideros.

Buscar y reservar vuelos