Volcánico y geotérmico

Estás aquí

Explorá lugares que deben sus formas y colores a las fuerzas volcánicas y geotérmicas de miles de años.

Observá piletas de lodo hirviendo y sentí el calor bajo tus pies en paisajes que sisean con el vapor.

Nueva Zelanda se extiende a ambos lados de una falla activa donde dos trozos gigantes de tierra están en un estado constante de colisión. En la Isla Sur, se juntan y empujan hacia arriba, creando los elevados Alpes del Sur. En la parte central de la Isla Norte, un pedazo se está deslizando lentamente debajo del otro, lo que genera enormes cantidades de calor subterráneo activo y actividad volcánica.

Esta área se centra alrededor de Rotorua, se extiende al sur hasta las montañas del Parque nacional Tongariro y, luego, al este hasta la isla White en Bay of Plenty, una isla volcánica activa y accesible.

En Rotorua y los alrededores, vas a ver cómo columnas de vapor se elevan desde parques, bancos y desembocaduras de ríos. El aroma inconfundible del azufre flota en el aire. A minutos del centro de la ciudad, géiseres de agua hirviendo rugen desde la tierra, y las piletas de lodo burbujeante borbotean y exhalan.

Los senderos alrededor de Rotorua y Taupo ofrecen fácil acceso y buenas vistas geotérmicas. Si deseás sentir la adrenalina de un volcán activo, hay tours que te pueden llevar hasta el borde del cráter humeante.

Desde la llegada de los primeros colonos maoríes, los pueblos han aprovechado esta enorme fuente de energía renovable en la cocina, calefacción y, más recientemente, en la producción de energía eléctrica. Descubrirás que un baño relajante en aguas termales naturales es el final perfecto para un día de aventuras geotérmicas.

 

Leer másCerrar
Buscar y reservar vuelos