Bahía Golden

Estás aquí

Dirigite a la colina Takaka y descubrí otro mundo. La bahía Golden es un paraíso vasto para los amantes de la naturaleza.

Antes de que poses tus ojos en la bahía Golden, vas a disfrutar de un viaje por tierra con unos paisajes increíbles. La escalada larga y lenta de la colina Takaka, que se conoce como la "montaña de mármol", es el primer desafío. Hay miradores indicados con carteles en el trayecto y no tenés que perderte las maravillas subterráneas de Harwoods Hole (176 metros de profundidad) y las cuevas de Ngarua.

Los manantiales de Te Waikoropupu Springs (que también se conocen como Pupu Springs) están al otro lado del cerro, cerca del pueblo de Takaka. Los manantiales son un "wahi tapu" (lugar sagrado) para la tribu maorí local. Podés dar un paseo por los senderos y leer los paneles interpretativos que hay en el camino.

A medida que el camino se dirige al oeste, las vistas fabulosas de la bahía Golden te van a mantener entretenido. La enorme bahía arenosa es famosa por sus vieiras. Collingwood es el último asentamiento antes de Farewell Spit, una larga lengua de tierra que se cierra en torno a los extremos superiores de la bahía. Esta lengua de arena es un santuario de aves, demasiado larga para caminarla, por lo que te recomendamos tomar un safari guiado en 4x4 para ver el faro y las aves.

En el lado del mar de Tasmania del cabo Farewell está la playa Warariki, un lugar salvaje hermoso donde el viento y las olas crearon formaciones enormes de piedras y dunas de arena. La máxima experiencia en Wharariki es una excursión a caballo.

Buscar y reservar vuelos