West Coast tiene una historia minera fascinante, que ofrece una variedad de lugares y atracciones patrimoniales.

El pueblo maorí valoró el área West Coast por su jade. Más tarde, los europeos llegaron en busca de otros recursos preciosos presentes en el área, tales como el oro, el carbón y la madera. Como consecuencia de ello, West Coast está llena de líneas de tren, molinos de carbón y pueblos mineros ubicados en la montaña, todos abandonados.

Para continuar experimentando estas atracciones patrimoniales, podés visitar un laberinto de caminos para caminatas y excursiones, además de Shantytown, un pueblo pionero fielmente recreado en 1900, que nació como resultado de la fiebre del oro de la década de 1860. No te pierdas la mina de carbón Denniston, donde vas a poder realizar un tour guiado para explorar los pozos. También hay una gran cantidad de museos pequeños con reliquias de la fiebre del oro en toda el área.

¿Tienes una gran historia para contar? Agrega tu artículo

Buscar y reservar vuelos