Isla Kawau

Estás aquí

En un viaje de un día a la isla Kawau, podés visitar la residencia del gobernador Grey, caminar por el bosque hasta las antiguas minas de cobre y nadar en la playa.

En la isla Kawau, se asentaron originalmente grupos migratorios maoríes. Cada tanto, las tribus se disputaban el derecho a vivir en la isla, que fue abandonada en la década de 1820, luego de una refriega particularmente sangrienta durante las guerras de los mosquetes. 

En la década de 1840, se estableció en la isla una mina de manganeso; poco después y por accidente, se descubrió cobre. Todavía se pueden ver las fascinantes ruinas de las minas de cobre subterráneas, una estación de bombeo y una pequeña fundición.

En 1862, uno de los primeros gobernadores de Nueva Zelanda, Sir George Grey, compró la isla como una residencia privada. Contrató arquitectos para ampliar la casa del jefe de la mina y crear una mansión que todavía está en pie, completamente restaurada, en una soleada bahía resguardada. En el valle que se encuentra detrás de la casa, el gobernador creó un amplio jardín con plantas y animales de todo el mundo. La magnífica mansión y los jardines enormes reciben a los visitantes con coloridos pavos reales que todavía se pavonean por el parque.

En la isla, hay senderos para excursiones panorámicas con distintas duraciones, desde media hora hasta varias horas, y la mayoría son de baja dificultad. Muchos de los caminos siguen senderos viejos que comenzaban en el valle de Mansion House.

Hay ferries y taxis acuáticos que viajan a la isla Kawau a diario desde el muelle Sandspit, cerca de Warkworth, que se encuentra al norte de Auckland, a una hora y media en automóvil.

Información general: Población aproximada de 300 habitantes, cafés, alojamiento limitado.

Leer másCerrar

¿Tienes una gran historia para contar? Agrega tu artículo

Buscar y reservar vuelos