Un sinfín de playas y dunas ondulantes convierten a Northland en un destino apasionante para conducir fuera de la ruta.

Los paisajes de Northland ofrecen infinitas oportunidades para conducir fuera de las rutas. Viajá a la cima de la Isla Norte y tomá un colectivo por la playa que pareciera no tener fin, llamada Ninety-Mile; o surfeá por las dunas enormes y ondulantes de Hokianga. Las estadías en granjas ofrecen paseos en cuatriciclo fuera de la ruta por prados pintorescos y generalmente con mucho barro. Mayormente despoblada, la tierra salvaje de Northland no decepcionará a los que buscan aventura y alegría lejos de las rutas.

¿Tienes una gran historia para contar? Agrega tu artículo

Buscar y reservar vuelos