Oamaru

Estás aquí

Los pingüinos son un buen motivo para quedarse unos días en Oamaru. Al atardecer, pequeños pingüinos azules y pingüinos ojigualdos caminan torpemente en la orilla, acomodándose para pasar la noche.

El paisaje urbano de piedra blanca de Oamaru contiene algunos de los edificios patrimoniales mejor conservados de Nueva Zelanda. A fines del siglo XIX, el pueblo prosperó a través de la minería de oro, las canteras y el procesamiento de madera. Parte de la riqueza se dedicó a construir elegantes edificios utilizando piedra caliza local. El área de Harbour-Tyne Street es especial, y allá se pueden hacer excelentes compras.

El puerto Oamaru alberga a una colonia de pequeños pingüinos azules, y también se pueden apreciar pingüinos de ojos amarillos desde un escondite especial. El mejor momento para observar a los pingüinos es antes del atardecer.

Los jardines públicos de Oamaru son muy aclamados. Incluyen una casa de verano victoriana y un jardín oriental.

Información general: Población aproximada de 8600 habitantes, Centro para visitantes i-SITE, variedad de tiendas y servicios.

¿Tienes una gran historia para contar? Agrega tu artículo

Buscar y reservar vuelos