Parapente y ala delta

Estás aquí

En parapente o ala delta, a veces volás y a veces flotás. Es emocionante, pacífico y un poco atemorizante al mismo tiempo.

Ponete en las manos expertas de un piloto profesional del parapente y realizá un vuelo biplaza. Podrás experimentar la emoción de volar libremente sin necesidad de pasar por un largo proceso de instrucción. Casi no hay restricciones de edad ni tamaño para realizar esta actividad.
 
También podés practicar vuelos biplaza en ala delta. Algunos operadores ofrecen ambas técnicas de despegue: en pendiente y remolcado. Un vuelo biplaza con despegue remolcado generalmente es más fácil, porque no necesitás correr, pero los vuelos con despegue en pendiente producen la emoción clásica del ala delta.
 
Si te interesa aprender a practicar parapente o ala delta, existen varias escuelas en el país.
Buscar y reservar vuelos