Rotorua

Estás aquí

el lugar de la fascinante cultura maorí, las aguas termales y las piletas de lodo hirviendo. Para que tu visita a Nueva Zelanda esté completa, no podés dejar de hacer una parada acá.

Rotorua

Rotorua es uno de los lugares donde son más evidentes las fuerzas turbulentas que formaron Nueva Zelanda. Esta ciudad, sobre la meseta volcánica, tiene uno de los campos de actividad geotérmica más agitados del mundo y se encuentra exactamente sobre el Cinturón de Fuego del Pacífico.

Rotorua también es el hogar ancestral del pueblo Te Arawa, que se asentó allá hace más de 600 años, y su presencia le ofrece al visitante diversas experiencias culturales. Probá un banquete hangi, cocinado en el suelo humeante; participá de un tour a una auténtica aldea maorí preeuropea; o date el gusto con una agradable terapia de spa. Si buscás aventura, Rotorua tiene muchas atracciones para movilizar la adrenalina: desde paracaidismo y luge hasta esferismo y uno de los mejores circuitos de ciclismo de montaña de Nueva Zelanda.

También es una excelente área para la pesca de trucha en los lagos y ríos afluentes y, si no tuviste suerte, podés ver algunas de las enormes truchas (pero no pescarlas) en Rainbow Springs y Fairy Springs. Gracias al aeropuerto internacional, Rotorua es también la entrada a los centros de esquí de la Isla Norte, donde se puede practicar esquí y snowboard de primer nivel en el monte Ruapehu durante el invierno.

Buscar y reservar vuelos