En un país con tantas cordilleras y volcanes como el nuestro, las vistas impactantes están incluidas en el paquete.

Dondequiera que viajes en Nueva Zelanda, siempre tenés la oportunidad de estar frente a una vista fabulosa.

Podés descubrir paisajes urbanos fantásticos en la cima del monte Eden y One Tree Hill en Auckland, el monte Victoria en Wellington, la cima de Port Hills en Christchurch y las montañas Flagstaff en Dunedin.

Es posible que sea un poco más complicado acceder a otras vistas alrededor del país pero, sin duda, valen el esfuerzo. Estas incluyen las vistas desde las cumbres del monte Iron en Wanaka y del monte Hikurangi en East Cape.

Y hay muchas vistas a las que podés acceder sin necesidad de escalar, como los peñascos extraños en Moeraki en Otago Coast y las piedras extravagantes con forma de panqueques de Punakaiki.

El arte añade otra dimensión a los paisajes que encontrás en Nueva Zelanda. Remá en un kayak hacia las esculturas de piedra de Mine Bay en Taupo o recorré las calles de Katikati, donde murales complejos registran la historia de la ciudad.

Leer másCerrar
Buscar y reservar vuelos