Sus cielos oscuros y despejados con características únicas y paisajes sobrenaturales hacen que observar las estrellas en Nueva Zelanda sea una experiencia mágica que te dejará sin aliento.

Expandir mapa

Aquí, los cielos parecen estar más cerca de la tierra. Contemplá las constelaciones y las estrellas fugaces en cielos oscuros y brillantes; gran parte del país no tiene contaminación luminosa y cuenta con algunos de los observatorios más accesibles del mundo.

Los cielos más oscuros del mundo

Recientemente, 4300 kilómetros cuadrados de la Isla Sur de Nueva Zelanda recibieron el reconocimiento de Reserva internacional de Cielo Oscuro, la reserva de este tipo más extensa del mundo. Esta reserva de cielo oscuro abarca gran parte de la región de Aoraki/monte Cook Mackenzie, y la han denominado "uno de los mejores sitios para ver las estrellas en la tierra". Visitá Big Sky Stargazing al pie del monte Cook o unite a uno de los tours de Earth & Sky en el observatorio del monte John de Tekapo. Aquí, vas a disfrutar de una experiencia inolvidable en que vas a poder observar las estrellas a través de telescopios profesionales junto con guías entendidos en la materia que te contagiarán con su entusiasmo.

Un poco más al sur, Queenstown también ofrece oportunidades mágicas para observar las estrellas. Tomá una góndola hacia lo alto de las montañas con Skyline Stargazing y disfrutá de la vista de las constelaciones a través de las lentes de los telescopios. 

La aurora austral

Si vas en invierno, podés ser lo bastante afortunado para contemplar la sinfonía de colores que es la aurora austral. Este fenómeno, idéntico a la aurora boreal, es causado por el choque de los átomos y las partículas cargadas de energía sobre los polos norte y sur. Estos choques de partículas pueden apreciarse en las franjas espectaculares de color púrpura, verde, amarillo y azul que danzan silenciosamente a través del cielo nocturno. La aurora austral se observa principalmente en la mitad sur de la Isla Sur, en el lago Tekapo, Dunedin, Queenstown, Southland y la isla Stewart. Para que tengas más posibilidades de ver el espectáculo, elegí una noche despejada de invierno cerca de luna nueva en julio o agosto.

Nueva Zelanda celestial 

Si querés contemplar las estrellas en la Isla Norte, andá a Wairarapa o Coromandel. O bien, podés tomar el funicular hasta el observatorio Carter de Wellington, instalado en lo alto de la ciudad, para descubrir las historias y la importancia de los cielos australes de Nueva Zelanda. Famoso por la experiencia interactiva que ofrece, el observatorio Carter es el observatorio nacional de Nueva Zelanda. El Auckland Stardome es un observatorio y un planetario que tiene espectáculos especiales para niños, y también es un planetario y galería espacial.