Dunedin es una de las ciudades eduardianas y victorianas mejor preservadas del hemisferio sur, abundante en arquitectura de estilo gótico y atracciones patrimoniales.

El castillo Larnach Castle, construido en 1871, es de visita obligada para cualquiera que esté en Dunedin. Disfruta de un té en las alturas mientras observas las vistas de la ciudad y el puerto. La casa Olveston House es un ejemplo de fino diseño de estilo eduardiano de 35 habitaciones y fue diseñada para una familia de mercaderes a principios de la década de 1900.

Si te gusta explorar antiguas cervecerías, ve a la cervecería Speight's Brewery, donde los visitantes pueden disfrutar del orgullo de las cervezas y platos grandes y abundantes del Sur en la casa Ale House construida en 1876. Asegúrate de visitar la Catedral de St Paul, la estación de trenes de Dunedin y la estación municipal.
 

Buscar y reservar vuelos