Colonia de lobos marinos del cabo Foulwind

Estás aquí

Disfruta un encuentro cercano con los lobos marinos de Nueva Zelanda en su hábitat natural en la costa oeste de la Isla Sur.

Las hembras de lobos marinos de Nueva Zelanda viven en la misma colonia toda su vida. Tras parir a fines de noviembre y aparearse más o menos una semana después, realizan viajes al mar para alimentarse durante unos cuantos días y luego amamantan hasta siete días a sus juguetonas crías. Esto significa que una colonia de cría, como la que existe en la bahía Tauranga, cabo Foulwind, ofrece muchas actividades para observar en cualquier época del año.

Los machos llegan a fines de noviembre y comienzan a competir por el derecho a aparearse. Los machos exitosos atraerán a un grupo de hasta 16 hembras, pero normalmente son menos de siete. Los machos se mantienen en la orilla y no se alimentan hasta por dos meses durante la temporada de cría. La mayoría vuelve al mar a mediados de enero.

Desde el estacionamiento de bahía Tauranga, un sendero bien formado de 10 minutos conduce a las plataformas de observación de la colonia de lobos marinos. Los paneles interpretativos de las plataformas proporcionan información sobre la actividad de la colonia y el ciclo de reproducción de los lobos marinos, así como también información histórica sobre la industria relacionada con estos animales que alguna vez existió en Nueva Zelanda.

Un paseo costero de 1,5 horas desde el sur de cabo Foulwind hasta la bahía Tauranga pasa por el borde de un precipicio, ondulados campos de pastoreo, una playa y acantilados de granito. El paseo ofrece vistas panorámicas del cabo y la escarpada costa. Un sendero secundario lleva al faro de cabo Foulwind.

Abel Tasman fue el primer europeo que avistó el cabo, el 14 de diciembre de 1642. En conmemoración, se instaló un astrolabio (antiguo instrumento astronómico) y una pantalla de interpretación en un espolón con vista a la bahía Tauranga. Tasman denominó al promontorio cabo Rocky, pero fue el capitán Cook quien le dio posteriormente el nombre de cabo Foulwind. Endeavour, el barco de Cook, fue arrastrado hacia el mar desde este punto en una racha particularmente desagradable de mal tiempo.

Buscar y reservar vuelos