Rutas patrimoniales por el interior de la ciudad de Dunedin

Estás aquí

Dos rutas patrimoniales por el interior de la ciudad permiten explorar fácilmente la impresionante colección de edificios victorianos y eduardianos de Dunedin.

Después del descubrimiento de oro en Central Otago en 1861, Dunedin se convirtió en la ciudad más grande y próspera de Nueva Zelanda. En un periodo relativamente corto, se realizaron grandes inversiones en industria, transporte y comercio, lo que se tradujo en la construcción de numerosos edificios de estilo victoriano y eduardiano con fines comerciales y públicos en toda la ciudad.

La mayoría de estos edificios aún se conservan y se dice que Dunedin tiene la mejor colección de edificios estilo victoriano y eduardiano del hemisferio sur.

El patrimonio arquitectónico de Dunedin se puede explorar a través de dos rutas patrimoniales por el interior de la ciudad. Pasarás por bancos, iglesias, un monasterio, una cárcel, la estación de policía e impresionantes oficinas de comerciantes y empresas. Todo conserva orgullosamente su gran representación de la historia de Nueva Zelanda.

Cada paseo tiene poco más de dos kilómetros de longitud y toma aproximadamente una hora. Las rutas están marcadas por placas de bronce en el suelo, identificados como "Heritage Walk 1" y "Heritage Walk 2". La información histórica aparece en placas ovaladas en muchos de los edificios distintivos.

Ambos paseos son circulares y se cruzan en el lado norte del Octagon central de Dunedin. Puedes conseguir fácilmente un folleto que muestra la ruta de los Paseos patrimoniales, con claves numeradas que indican la ubicación de cada edificio con placa patrimonial.

Buscar y reservar vuelos