Planificador de ruta de Queenstown a Milford Sound vía Te Anau

Estás aquí

La carretera a Milford Sound es una experiencia panorámica tan impresionante como el mismo fiordo. Prepara tu cámara para este viaje de renombre mundial.

- Longitud mínima: 283 km - Duración mínima: 1 día - Inicio: Queenstown - Fin: Milford Sound

Un fantástico viaje que te lleva a lugares remotos pero increíblemente accesibles, y que tiene el poder de llegar a tu alma.

Queenstown

Comienza entre Queenstown y Kingston, donde la carretera sigue las suaves curvas del lago Wakatipu y ofrece vistas exquisitas enmarcadas por la escarpada superficie de la cordillera The Remarkables

Te Anau

La suave campiña pronto te lleva a orillas del lago Te Anau, el más grande de los numerosos lagos de la Isla Sur. En el lado oeste, los largos brazos del lago desaparecen en las imponentes montañas Murchison, cubiertas de densos bosques. Verás por qué esta región se ha ganado la fama de ser una visita obligada para cualquiera que viaje a Nueva Zelanda. Si estás planeando una excursión en el Parque nacional Fiordland, Te Anau es la base perfecta, con su amplia variedad de tiendas y restaurantes.

Milford Road

Espera, hay más para ver. La carretera Milford Road, con 119 km de longitud, es la manera más accesible de experimentar la grandeza panorámica del estrecho Milford Sound. A medida que te acercas, el paisaje se intensifica y escarpadas montañas cubiertas por densa vegetación bordean el camino. 

Tómate tu tiempo para saborear el paisaje inexplorado del Parque nacional Fiordland, una valiosa área de patrimonio mundial. 

Tesoro escondido: lago Mirror

En un día tranquilo (y cuando no hay patos), el lago Mirror refleja perfectamente el paisaje a su alrededor. Trata de visitarlo por la mañana, cuando la luz es mejor para las fotografías.

Milford Sound

Finalmente, al llegar al final de la carretera, aparece el espectacular Milford Sound. El famoso pico Mitre es el elemento que domina, elevándose más de cinco mil metros sobre las tranquilas aguas del estrecho.

Para disfrutar plenamente el esplendor de Milford Sound, toma uno de los barcos y acércate a los acantilados gigantes, cascadas y lobos marinos autóctonos. Si quieres quedarte más días, disfruta de un crucero nocturno en el que se puede disfrutar de navegación en kayak, observación de la vida salvaje y simplemente relajarse en este mágico lugar. No importa en qué época del año decidas visitarlo, tus recuerdos del viaje siempre serán especiales.

¿Adónde vamos ahora?

Milford Sound tiene alojamiento muy limitado, así que si no vas en un crucero nocturno, es recomendable que regreses a Te Anau. Desde allí puedes aventurarte al sur hacia Invercargill y Dunedin, o viajar de regreso a Queenstown y continuar hacia el norte o el este.

Buscar y reservar vuelos