St. Bathans

Estás aquí

Pierde la noción del tiempo en un pintoresco pueblo histórico que apenas ha cambiado desde los días de la fiebre del oro. Quédate una noche en el hotel, si te atreves.

En 1887, Saint Bathans era un bullicioso pueblo con alrededor de 2000 mineros que vivían en las inmediaciones. Algunos de los edificios de esa época se mantienen hoy y poco se ha añadido desde entonces, por lo que es muy fácil imaginar cómo era el pueblo durante la fiebre del oro.

El Vulcan Hotel, construido en 1882, es un buen ejemplo de construcción con ladrillos de barro. Es un gran lugar para compartir historias acompañadas de una cerveza, y ofrece comidas y una pequeña cantidad de cómodos alojamientos. Quienes alojen aquí deben tomar en cuenta que muchas personas creen que esta elegante casa pública tiene un residente fantasma. La Oficina de correos de dos pisos construida con kauri (madera autóctona) abrió sus puertas en 1909 y sigue en funcionamiento. Otros edificios históricos son la iglesia anglicana de ladrillo de barro construida en 1882 y la casa de piedra de la escuela.

Cerca del pueblo, el lago Blue fue creado a raíz de una intensa actividad minera. A partir de 1864, los mineros picaban y drenaban su camino a través de la roca de cuarzo de 120 metros de altura de Kildare Hill. En 1933, la colina se había convertido en un pozo de 168 metros de profundidad. Desde la década de 1880, los mineros utilizaban tecnología de levantamiento hidráulico, como una aspiradora gigante, para succionar el agua y la grava del pozo y poder extraer el oro.

La minería se detuvo en 1934 porque los lados del pozo se estaban acercando demasiado al pueblo. Se permitió que el enorme pozo se llenara de agua para crear el hermoso lago de hoy en día. Los minerales en las rocas circundantes dan al agua un sorprendente color azul que contrasta con las columnas circundantes de relaves de cuarzo blanco.

Buscar y reservar vuelos