Reserva marina Te Tapuwae o Rongokako

Estás aquí

Estira las piernas en la playa de arena de 4 km de Te Tapuwae O Rongokako y luego explora las plataformas intermareales rocosas.

La reserva marina Te Tapuwae o Rongokako se encuentra en la costa este de la Isla Norte, aproximadamente 16 km al norte de Gisborne. Se puede llegar desde la carretera State Highway 35, con acceso público en Pouawa. La reserva es especial porque contiene ocho tipos de hábitats marinos, que incluyen arrecife costero, plataformas rocosas intermareales y planicies de sedimento.Los buzos de superficie pueden explorar las rocas cerca de la orilla. A unos 10 metros de profundidad se puede encontrar una variedad de algas y son comunes los kina, caracoles marinos, esponjas y otros animales. Mientras exploras las hendiduras y salientes, podrás observar cientos de diminutos cangrejos, dependiendo de la época del año. Los peces de aguas menos profundas incluyen paketi, lábridos en bandas (tangahangaha), moki rojo (nanua), hiwihiwi, pez mantequilla (marari), jerguilla (kehe) y parore.A una profundidad entre 10 y 20 metros, hay abundantes bosques de algas marinas que son el hogar de muchas especies de peces, como puwaiwhakarua, pez escorpión, pampanitos plateados (hui) y zapateros sietecueros (kokiri). Esponjas, hidroides, anémonas, corales suaves y ascidias proliferan en las superficies y salientes rocosas.La reserva alberga muchas aves marinas, entre ellas alcatraces, charranes, pingüinos y gaviotas. Algunos mamíferos marinos también visitan la reserva. Los lobos marinos de Nueva Zelanda y varias especies de delfines y ballenas se observan normalmente en la zona.La playa y los arrecifes intermareales se exploran mejor cuando la marea está baja. Hay plataformas intermareales de arrecife alrededor de Pariokonohi Point, cerca del límite meridional.La legendaria huella de Rongokako (Te tapuwae o Rongokako), un antepasado de la tradición de la costa este, está incrustado en una de las estructuras rocosas de la reserva marina, cerca de la costa. Hay muchas historias sobre Rongokako. Era un hombre de gran destreza atlética, un gigante que podía dar pasos de enormes distancias.
Buscar y reservar vuelos