La cultura maorí de Nueva Zelanda surgió de las migraciones polinesias que comenzaron hace unos 700 años.

Nuestra historia europea comenzó unos 500 años más tarde. Hoy, los nombres de nuestros lugares, el arte, la arquitectura y las historias reflejan la combinación de raíces multiculturales de Nueva Zelanda: quiénes somos, de dónde venimos y cómo hemos formado nuestra sociedad.

Aunque en todos los rincones del país pueden encontrarse sitios patrimoniales y experiencias culturales, algunos lugares tienen un significado especial. En Waitangi, puedes aprender sobre el tratado que cambió el curso de la historia de Nueva Zelanda para siempre. Central Otago todavía exhibe reliquias de la época de la fiebre del oro, cuando miles de personas acudieron en tropel a la región en busca de riquezas. En Napier verás gran cantidad de muestras de fabulosa arquitectura art déco, que solo se materializó gracias al terremoto de 1931, que prácticamente destruyó la ciudad.

Donde quiera que vayas hay historias por descubrir, incluso en los pueblos más pequeños. Deja que tu curiosidad te dé la confianza para preguntar sobre los "pa" (fortalezas de los maoríes), los edificios, los monumentos y las estatuas; nuestra gente es amistosa y siempre tenemos tiempo para charlar.

Leer másCerrar
Buscar y reservar vuelos