Focas

Estás aquí

Para las personas a las que les encantan las experiencias con animales marinos, la población de focas de Nueva Zelanda les brindará muchas oportunidades para sacar fotografías.

Camina por algunas de las partes más rocosas de la costa de Nueva Zelanda y observa bien. A primera vista, no verás otra cosa más que rocas. Y, luego, una de las rocas se moverá y te darás cuenta de que estás viendo a un lobo marino que disfruta del sol.

Es fácil reconocer al lobo marino de Nueva Zelanda por su hocico puntiagudo, largos bigotes y orejas visibles. La otra característica que lo distingue casi fue, por desgracia, la causa de su extinción. En el pasado, la explotación de lobos marinos era un gran negocio, y este lobo marino era muy buscado por su lujoso pelaje. Afortunadamente, la caza de lobos marinos y focas se prohibió en 1894.

En la Isla Norte, puedes ver los lobos marinos del cabo Palliser, cerca de Wellington, y en Castlepoint, en la costa de Wairarapa.

Da un paseo en kayak alrededor de la Isla Tonga en el Parque nacional Abel Tasman de la Isla Sur y podrás ver lobos marinos, delfines y pingüinos. Otros lugares son el cabo Foulwind cerca de Westport, y Kaikoura, donde puedes disfrutar de una experiencia guiada para nadar con lobos marinos y maravillarte con su encanto en su hábitat natural.

Visita la costa Catlins y la playa Gillespies cerca de Haast; allí también podrás espiar a los lobos marinos, elefantes marinos del sur y leopardos marinos de Hooker.

Buscar y reservar vuelos