Estaciónes en Nueva Zelanda

Estás aquí

Desde los claros días de primavera hasta la belleza de los tonos anaranjados del otoño, Nueva Zelanda es un auténtico paraíso para los viajeros.

El clima de Nueva Zelanda es suave y varía entre el ambiente subtropical del norte hasta el entorno templado del sur. Independientemente del momento del año en el que nos encontremos, aquí siempre podrá visitar la mayoría de nuestras atracciones.

Primavera: septiembre a noviembre

Durante la primavera, Nueva Zelanda rebosa vida. Las coloridas flores, la eclosión de fauna y la "temporada de las cataratas" convierten esta época en un fantástico momento para realizar un viaje a este lugar.

Las temperaturas varían de los 4,5 a los 18 grados centígrados.

 

Verano: diciembre a febrero

Las numerosas playas y lagos de Nueva Zelanda proporcionan el entorno idóneo para refrescarse durante los meses de verano. Las actividades de verano le permitirán sacar el máximo partido al sol, al mar y a la arena.

Las temperaturas varían de los 21 a los 32 grados centígrados.

 

Otoño: marzo a mayo

En otoño, Nueva Zelanda disfruta de la climatología más estable de todo el año. Disfrute de actividades de senderismo, de recorridos en bicicleta o de descensos en kayak durante estos largos y soleados días en un paisaje con una hermosa vegetación en tonos dorados.

Las temperaturas varían de los 7 a los 21 grados centígrados.

 

Invierno: junio a agosto

Los meses de invierno traen consigo un blanco manto de nieve en los majestuosos picos de algunas partes del país y unos claros y estimulantes días que despiertan los sentidos. Deslícese por las pistas de esquí, visite algunas de las bodegas de la zona o asista a uno de los numerosos festivales de invierno.  

Las temperaturas varían de los 1,5 a los 15,5 grados centígrados.

Obtenga más información acerca del clima y la meteorología de Nueva Zelanda

Buscar y reservar vuelos

A continuación en su viaje

Guía de viaje →

Los mejores viajes de Nueva Zelanda →

Lo que puedes hacer →