La pesca en Nueva Zelanda es un deporte, una afición y un pasatiempo muy popular. Con lagos, ríos y océano por donde mires, los fanáticos de la pesca se sentirán en su elemento.

Lo único que tienes que hacer es ir a una playa o muelle para ver lo popular que es la pesca en Nueva Zelanda. Con más de 15.000 kilómetros de costa, hay un pez y un lugar de pesca con tu nombre. Si estás en el norte, puedes pescar pargo, caballa y tarakihi (pez común de las aguas neozelandesas). En el extremo sur, busca bacalao azul, trompetero y mero para tu cena. El pargo es el pez más preciado para la mayoría de los pescadores de mar. Lánzate a la pesca de estos ejemplares y posiblemente te encuentres con un pez de más de 10 kg.

De diciembre a junio, es la temporada de pesca de altura; toma un chárter desde Russell o Tutukaka en Northland, o desde Tauranga en Bay of Plenty, y podrás ir en busca de algunos peces realmente grandes, entre los que se incluyen el pez espada, el pejelagarto, el atún rabil y la caballa.

Los ríos y lagos cristalinos de Nueva Zelanda ofrecen excelente pesca de agua dulce, podrás encontrar trucha arcoíris y trucha común en ríos y lagos de ambas islas, y salmón migratorio en la Isla Sur. El lago Taupo, en particular, es mundialmente conocido por la pesca de trucha.