Jardines botánicos de Christchurch

Fundados hace más de 140 años, los jardines botánicos de Christchurch tienen muchas áreas especiales para explorar.

El trabajo en los jardines botánicos de Christchurch comenzó en julio de 1863, cuando se plantó un roble inglés para conmemorar el matrimonio del hijo mayor de la reina Victoria, el príncipe Alberto Eduardo, con la princesa Alejandra de Dinamarca. A través de los años, los pantanos naturales y los médanos se transformaron en un parque de 30 hectáreas elegantemente cultivado con más de 10 subjardines, que en su mayoría se encuentran en una curva del río Avon.

Si entrás desde Rolleston Avenue, junto al museo de Canterbury, el paseo te va a llevar por exhibiciones de plantas anuales y a través del césped de tiro con arco hasta el jardín de rosas. Durante gran parte del año, más de 250 rosas distintas hacen de este un lugar colorido y aromático. El jardín herbario cercano cuenta con una gama extensa de plantas utilizadas para fines culinarios y medicinales. Al lado del jardín de rosas, se encuentra el jardín de Nueva Zelanda, que proporciona una introducción a las especies nativas. Siete invernaderos muestran todo tipo de plantas, desde cactus y suculentas hasta orquídeas tropicales y plantas carnívoras. Los jardines botánicos de Christchurch están abiertos todos los días desde las 7 a. m., y la entrada es gratuita.

Buscar y reservar vuelos