Las 10 cosas principales para hacer en Gisborne

Visitá la región de Tairāwhiti Gisborne y sé la primera persona en el mundo en ver el amanecer. 

Rica cultura maorí, montañas sagradas, animados eventos y excelente clima hacen que Gisborne sea un destino perfecto para visitar durante todo el año. Descubrí las cosas principales para hacer en la región de Gisborne. 

1. Mirá el amanecer desde la sagrada montaña Maunga Hikurangi

Maunga Hikurangi es la montaña sagrada del pueblo Ngāti Porou y el primer lugar en el mundo en ver el amanecer. Dejate asombrar por nueve impresionantes tallados, cada uno con su propia historia para contar y leyendas maoríes para recordar.

Explorá Maunga Hikurangi

2. Acercate a rayas en el arrecife de Tatapouri

Bajo la atenta mirada de los guías expertos de Dive Tatapouri, podés ir al poco profundo arrecife cuando la marea está baja y observar rayas y rayas águila de cerca. Las rayas son salvajes, pero su naturaleza curiosa hace que se acerquen a la costa.

¿Sabías?

3. Deslizate por el Rere Rockslide, un tobogán gigante natural de roca

Llevá la malla y la tabla de body y dirigite al tobogán Rere. Es el tobogán de agua creado por la naturaleza más grande de Nueva Zelanda, y ofrece un descenso de 60 metros de pura adrenalina que culmina en una poza de cuatro metros de profundidad. Si vas en auto desde Gisborne, no dejes de parar en Eastwoodhill Arboretum y las cataratas Rere en el camino. Antes de deslizarte, fijate cómo están las condiciones del agua(opens in new window) y asegurate de tener confianza en tus habilidades para nadar.

4. Manejá por la carretera Pacific Coast Highway y caminá por el muelle de la bahía Tolaga

Si vas en auto hacia el norte desde Gisborne por la carretera Pacific Coast Highway, asegurate de parar en la bahía Tolaga (Uawa) y caminar por el muelle más largo del hemisferio sur (600 metros de largo). El muelle de la bahía Tolaga es dónde el capitán Cook llegó navegando y conoció a la tribu Te Aitanga a Hauiti cuando su embarcación Endeavour llegó por primera vez a Nueva Zelanda.

¿Tenés hambre?

5. Paseá en bicicleta por una vía férrea antigua con Gisborne Railbike Adventures

Cuando las vías férreas cerca de Gisborne dejaron de operar en el año 2012, el equipo de Gisborne Railbike Adventures(opens in new window) vio esto como una oportunidad para recorrer la vía férrea en bicicleta. Así que juntá a unos amigos y cruzá en bicicleta por el puente ferroviario de 500 metros de longitud sobre el río Waipaoa, o admirá las vistas hacia el mar en un circuito cerrado costero cerca de Muriwai o en la península de Mahia. Los senderos son fáciles por lo que la edad no es barrera, y también hay bicicletas eléctricas disponibles. 

Elegí tu experiencia en bicicleta

6. Probá cervezas artesanales, sidras excepcionales y sabrosos vinos 

No es necesario alejarse del centro de la ciudad para tomarte unas deliciosas copas. Hay una docena de bodegas en el área(opens in new window), y todas ofrecen la oportunidad de probar sus mejores botellas en el lugar, incluyendo el famoso chardonnay de Gisborne. Los fanáticos de la sidra pueden ir a Harvest Cidery(opens in new window) para una degustación o culminar un día de surf con una pinta en Sunshine Brewing(opens in new window).  

Llevame al vino

7. Recorré el sendero Motu desde Gisborne a la región de Bay of Plenty

Alquilá una bicicleta y recorré los senderos Motu que son parte de los senderos Ngā Haerenga: los 22 grandes senderos de Nueva Zelanda(opens in new window). Los senderos Motu ofrecen 121 kilómetros de ciclismo en paisajes pintorescos entre Gisborne y Whakatane y Ōpōtiki en la región de Bay of Plenty. Visitá Cycle Gisborne para obtener información y comenzar tu viaje por el sendero, o para recorrer la ciudad en bicicleta con tu familia.

8. Surfeá en las olas de la costa este

¿En qué otro lugar podrías encontrar una playa de surf a solo minutos a pie del centro de la ciudad? En Waikanae/Roberts Road se pueden tomar clases de surf para principiantes. Para olas más desafiantes, podés conducir desde Gisborne por la carretera State Highway 35 hasta llegar a las playas Wainui y Makorori. Esta costa alberga pequeños pueblos con cordiales lugareños, asegurate de parar a descansar y conocerlos. 

¿Sabías?

9. Subí los 700 escalones hacia el faro de East Cape

En el punto más oriental de Nueva Zelanda encontrarás el faro de East Cape. En la cima del faro te recibirán magníficas vistas del océano Pacífico (y un amanecer muy memorable). Luego, a 22 kilómetros en dirección a Whakatane, encontrarás el pueblo de Te Araroa, con una población de alrededor de 600 habitantes. Ahí podés ir a visitar a "Te Waha O Rerekohu", el árbol pōhutukawa más antiguo de Nueva Zelanda, que se cree que tiene más de 600 años.

10. Explorá clásicos pueblos neozelandeses y playas doradas

Un clima agradable durante todo el año en la región significa que se puede pasar mucho tiempo al aire libre. El sendero Cooks Cove es un lugar histórico. Es donde el Capitán Cook paró a reparar su embarcación Endeavour. Desde la bahía Tolaga podés atravesar tierras agrícolas a pie para llegar a Cooks Cove, donde podés pasar el día nadando y explorando el agujero en la roca. El sendero Te Kuri y la cima de Titirangi (Kaiti Hill) en Gisborne también son excelentes opciones de caminatas de un día.

#TairawhitiGisborne

Más cosas para ver y hacer