Explorá la increíble vida silvestre, maravillosas cascadas, hermosas playas y el rico patrimonio de la minería de oro. Mirá las 8 experiencias principales en la región de Clutha.

Lago Waihola, humedales y Waipori

El lago Waihola es el lago con régimen de mareas más al interior de Nueva Zelanda, y es un muy buen lugar para pescar, hacer kayak o esquí acuático. Justo al lado se encuentran los famosos humedales Sinclair, con senderos a pequeñas a islas y donde uno siente que está en otro mundo. Para salirte incluso más de los caminos más recorridos, podés ir pegado a la costa hasta llegar a la aldea perdida de Waipori Falls, rodeada de bosques autóctonos, y tendrás la recompensa de poder ver las cataratas Crystal serpenteando por un cañón rocoso.

Montañas Blue

Alejate del mundanal ruido y volvé a la naturaleza con deleites como los barrancos Whisky y Black. O si te sentís más intrépido, podés hacer senderismo por las crestas y disfrutar de increíbles vistas, incluso se puede ver la Isla Stewart si está despejado. Hay un camping fantástico además de cabañas básicas y asequibles, así que podés pasar la noche y disfrutar.

Sendero Taste of Clutha

Probá el auténtico sabor de los productos frescos caseros al visitar las granjas de la zona y probar queso fresco, miel pura, vegetales orgánicos y cordero fresco y otras carnes. Comé cosas del lugar y conocé a la gente que las hizo y las cultivó. También podés comprar directamente de los agricultores y disfrutar de la experiencia completa de productos neozelandeses cultivados en granjas a lo largo del sendero Taste of Clutha.

Cultura y personajes extravagantes

Descubrí el Museo de Owaka, un libro de cuentos 3D que cuenta relatos de los robustos pioneros, desde los pobladores maoríes a los europeos que crearon una vida en esta naturaleza virgen. O podés explorar Earthlore, el único parque temático de insectos del país, que refleja las credenciales limpias, verdes y de conservación de la región de Catlins. Y por último, pero no por eso menos importante, cerca en Papatowai se encuentra la galería Lost Gypsy, donde rigen la innovación y la invención, creando magia, regocijo y alegría.

Maravillosas cascadas

Hay seis cascadas espectaculares separadas, todas cerca la una de la otra en la región de Catlins. Disfrutá de hacer una caminata por el bosque para ver las seis, incluyendo la cascada Purakaunui de tres niveles, la majestuosa cascada McLean, el doble deleite de las cascadas Matai y Horseshoe o los tesoros un poco más escondidos de las cascadas Koropuku (en la carretera Chaslands) y Barr (justo al sur de Owaka).

Historia dorada

Lawrence estuvo en el centro de una de las fiebres del oro más rápidas del mundo, y el pueblo todavía celebra su rico patrimonio victoriano. Sucede que también es el lugar donde se construyó la primera bicicleta en Nueva Zelanda, lo que es apropiado ya que Lawrence hoy en día es el lugar donde empieza o termina el sendero de ciclismo Clutha Gold. Recorré el sendero, serpenteando por el pasado histórico del área y seguí el gigante color verde esmeralda que es el río más grande, más rápido y más voluminoso del país, el Clutha.

Maravillas naturales

El emblemático mirador en Nugget Point ofrece sensacionales vistas hacia el inmenso horizonte. El faro construido en 1869 está encaramado en esta plataforma panorámica, y las formaciones rocosas que le dieron nombre a este especial lugar son un refugio para la vida silvestre. También podés andar en kayak por las rocas para tener una perspectiva diferente. Más al sur en la región de Catlins están las imponentes cuevas Cathedral, en los acantilados costeros en una hermosa playa.

Maravillosa vida silvestre

Clutha es el hogar de los pingüinos menos comunes y más pequeños del mundo, además de los leones en mayor peligro de extinción y los delfines más pequeños del planeta. También podés ver lobos marinos, elefantes marinos y hasta cabras salvajes. Y si esto no fuera suficiente, también están algunas de las aves menos comunes del sur, como mohuas, acantisitas verdosos y periquitos, y además podés disfrutar de los mejores cantos de las aves, ya que hay muchos tuis y campaneros. Y no nos olvidemos de los cormoranes, garzas, martines pescadores, alcatraces y ostreros. 

Empezá a planear tu viaje a Nueva Zelanda

Lo que sigue en tu viaje