Las 10 cosas principales para hacer en Fiordland

Explorá las maravillas naturales de la región de Fiordland por agua, tierra o aire.

Aquí están las 10 experiencias principales en la espectacular región de Fiordland.

1. Descubrí la belleza de Dusky/Tamatea y Doubtful/Patea Sound en helicóptero

Preparate para que este inolvidable viaje en helicóptero por Dusky Sound/Tamatea y Doubtful Sound/Patea te deje sin aliento. En esta increíble experiencia en helicóptero en Fiordland, podrás ver el estrecho en todo su esplendor, el más grande y el más espectacular de los fiordos. Con dos aterrizajes alpinos, tendrás la oportunidad de descansar y disfrutar de la belleza y la soledad del magnífico paisaje.

Reservá tu vuelo

2. Explorá Fiordland en kayak

Los paseos en kayak son una increíble manera de ver la región de Fiordland, te permiten explorar los rincones más tranquilos de los estrechos y ver vida silvestre poco común de cerca. Los paseos en kayak en Milford Sound/Piopiotahi pueden ser desde de una hora hasta de día completo, y pueden ser incluidos como parte de un crucero en barco de una noche. Si querés una escapada más larga, RealNZ kayaks(opens in new window) ofrece viajes de varios días por Doubtful Sound/Patea, acampando por la noche en áreas silvestres.

3. Dormí en las tranquilas aguas de los estrechos

Un crucero de una noche te permite viajar más adentro de Milford Sound o Doubtful Sound. Podrás ver los altos picos e inmensos canales de los estrechos, y ver delfines nariz de botella, lobos marinos y pingüinos. Tu barco anclará en una bahía protegida, donde podrás desembarcar para explorar la costa en kayak o en un bote pequeño. Incluye cena, desayuno y camarote privado, y también hay traslados desde Te Anau o Queenstown disponibles.

Encontrá más cruceros

4. Mirá la película Ata Whenua en el cine de Fiordland

Ata Whenua - Shadowland es una película de 32 minutos que muestra los paisajes por los que es famosa la región de Fiordland. En pocas palabras, no te la podés perder. Vas a ver bosques, ríos, lagos y montañas vírgenes a los que solo se puede acceder en helicóptero. Y si te sobra tiempo, el acogedor cine de Fiordland (opens in new window) también muestra películas nuevas, y su bar llamado Black Dog es el lugar ideal para relajarte después de un día lleno de aventuras.

5. Hacé una caminata en la naturaleza

Testimonio de su gran belleza natural, Fiordland tiene tres de los nueve Grandes Senderos de Nueva Zelanda: los senderos Milford, Kepler y Routeburn. Estas caminatas llevan de 3 a 4 días cada una, y los excursionistas pasan la noche en refugios o carpas en el camino. Pero no es necesario ser un excursionista profesional para descubrir Fiordland a pie, hay muchas caminatas de un día como Lake Marian, Key Summit y Luxmore Summit, que van desde de medio día hasta un largo día completo. Elegí un sendero que se adapte a tu itinerario y estado físico. Podés caminar de forma independiente, o dejar que un guía te muestre las costumbres del bosque.

Encontrá más caminatas en Fiordland

6. Andá de pesca

Ya sea que te guste la pesca de río o de mar, vas a encontrar que la región de Fiordland está repleta de peces. Los que pescan con caña pueden pescar truchas arco iris y marrones en el hermoso río Waiau, que limita con el parque nacional Fiordland. Fish Jet NZ(opens in new window) combina la pesca de trucha con paseos en lancha jetboat, para pasar un día increíble. Los pescadores de mar disfrutarán de la abundancia de la prístina costa de Fiordland, rica en bacalao azul, rubio, atún y más.

7. Visitá las mágicas cuevas de gusanos luminosos de Te Anau

Ubicadas en la costa oeste del lago Te Anau, las cuevas de gusanos luminosos son un trabajo en curso de la naturaleza, talladas continuamente por la fuerza del río a lo largo de más de 12.000 años. Podés hacer un crucero panorámico por el lago Te Anau y luego aventurarte en las profundidades para ver piedra caliza esculpida, remolinos y una rugiente cascada subterránea. Subite a una batea pequeña para ser empujado por la corriente más adentro en las cuevas, donde verás miles de gusanos luminosos titilando en lo alto. Esta excursión con Real Journeys lleva algo más de dos horas y la pueden realizar personas de todas las edades.

Reservá tu experiencia

8. Conocé vida silvestre autóctona

Muchas de las especies de aves autóctonas menos comunes de Nueva Zelanda tienen su hogar en la región de Fiordland, y podés ver algunas de cerca y disfrutar de su canto en el santuario de aves Punanga Manu o Te Anau(opens in new window). Podés conocer al ave no voladora Takahē y al kākā, o loro de bosque autóctono.

El pingüino de Fiordland o tawaki es otra pequeña belleza, que se puede encontrar en Milford Sound durante la época de reproducción, que es de julio a noviembre. Viviendo a su lado por lo general se pueden a ver los pingüinos más pequeños del mundo, conocidos como pequeños pingüinos azules o korora. Otros residentes locales con los que quizás te cruces son lobos marinos, delfines nariz de botella y el kea.

9. Explorá el mundo submarino de Fiordland

Una de las mejores experiencias en la región de Fiordland es bucear en la capital del coral de Nueva Zelanda, con espectaculares paisajes arriba y debajo tuyo. Uno de los lugares más singulares para bucear del mundo, la reserva marina de Milford Sound / Piopiotahi alberga árboles emergentes de coral negro en aguas profundas.

Si preferís no mojarte, también podés ver el mundo submarino de Milford y visitar el Observatorio Submarino de Milford Sound. La sala de observación submarina se encuentra a 10 metros por debajo el nivel del mar, donde podés ver el poco común coral negro y aprender sobre la historia, ecología y geología de Milford.

10. Hacé un crucero por el lago Te Anau

Salite completamente del circuito tradicional y reservá un crucero de lago con Hidden Hankinson. Comenzarás con un paseo en un barco privado en el lago Te Anau, y luego harás excursionismo por la naturaleza virgen. También tendrás la oportunidad de ir de pesca e incluso darle de comer con la mano a anguilas autóctonas.

Faith in Fiordland ofrece un día más relajado en el Faith, un yate a motor de construcción escocesa, mientras navegás por el lago Te Anau y disfrutás de la belleza natural con comentarios personalizados y una caminata guiada por el parque nacional Fiordland.

#FiordlandNZ

spinner Cargando

También puede interesarte...