Ya sea la montaña de ensueño, o el encantador mar, hay abundantes oportunidades de explorar, descubrir y vivir la región de Taranaki.

Maravillate con los colores

La región de Taranaki tiene una vitalidad y colores intensos, y no es de extrañar que la región deslumbre con algunos de los jardines más espectaculares de Nueva Zelanda. Descubrí algunas joyas regionales, tales como los extensos parque Pukekura, Te Kainga Marire, o, para los más aventureros, Pukeiti - el jardín tropical enclavado a los pies del monte Taranaki.

Jugá al golf

Paisajes imponentes, calles arboladas, largas costas y encantadoras montañas hacen de la región de Taranaki un área de recreación natural, y un floreciente destino para jugar al golf. Podés ver vistas panorámicas de la costa norte de la región de Taranaki, la ciudad de New Plymouth y el monte Taranaki en Fitzroy, o jugar en Strathmore en la zona rural del este de la región de Taranaki. Sin importar cuáles sean tus habilidades o ambiciones, Taranaki tiene la cancha de golf para vos.

Descubrí el patrimonio de la región

Ningún viaje a la región de Taranaki está completo sin una visita al imponente museo, biblioteca y centro de información Puke Ariki. Explorá los grandes tesoros e historias de la región, y aprendé sobre el pasado geológico, maorí y pionero de la región de Taranaki. Ya sea que estés buscando inspirar tu creatividad, conectarte con el patrimonio o con la gente del lugar, Puke Ariki lo tiene todo.

Visitá una casa histórica

Para pasar un día relajado y sereno, prepará un picnic y disfrutá del paisaje en la casa Tūpare. La casa Tūpare es administrada por la Municipalidad Regional de Taranaki y sus jardines se están convirtiendo en unos de los más distintivos de Nueva Zelanda, cuenta con su propio claro, invernadero, huerto y cascada. Si tenés suerte, quizás hasta puedas alcanzar a ver el pico del monte Taranaki.

Hacé una caminata o senderismo en el monte Taranaki

Tanto si sos un apasionado del senderismo, o simplemente disfrutás de estar al aire libre y estirar las piernas, Taranaki ofrece muchas opciones. Para los que tienen más experiencia, el circuito Pouakai es perfecto para explorar las zonas más remotas y la belleza natural del parque nacional Egmont, mientras que el sendero New Plymouth Coastal Walkway es una caminata de 13 km para recorrer en familia.

Manejá por la carretera Surf Highway 45

La costa de la región de Taranaki cuenta con 180 grados de oleajes marinos, por lo que podés estar casi seguro de que vas a encontrar un lugar en el que las olas estén a punto a lo largo de la famosa carretera. Llená el auto de tablas y salí a explorar, ¡seguramente encuentres la ola perfecta! También vas a encontrar cafés, tiendas de artesanías y buenos paisajes, para aquellos a quienes no les entusiasma surfear. 

Explorá islas volcánicas

Cerca de la costa de New Plymouth se encuentran las islas Sugar Loaf, los restos erosionados de un antiguo cráter volcánico. Sobre el agua se pueden observar siete majestuosas islas y varios arrecifes. Debajo de la superficie podés explorar acantilados, cañones, arrecifes rocosos y bancos de arena. Difrutá de pasar el día explorando a tu propio ritmo. Podés alquilar un kayak, hacer esnórquel o probar ir de pesca. 

¿Cuál es tu próximo destino?