Las 10 principales actividades aptas para familias en Nueva Zelanda

Disfrutá de lo mejor de Nueva Zelanda los fines de semana o durante las vacaciones escolares con una amplia selección de actividades para niños.

Podés elegir entre inolvidables experiencias de vida silvestre, actividades culturales interactivas o aventuras llenas de adrenalina.

Aquí están las 10 cosas principales para hacer en Nueva Zelanda con tu familia.

1. Aprendé sobre ‘la historia que comenzó todo’ en Manea Footprints of Kupe

Volvé a conectar a la familia con la historia de Aotearoa y visitá Manea Footprints of Kupe, un centro cultural y de patrimonio interactivo que cuenta la primera historia de Nueva Zelanda: la historia de Kupe, el primer explorador de Nueva Zelanda. Aprendé sobre los comienzos de la nación maorí, la historia de la travesía de Kupe y la importancia nacional que mantiene.

2. Deslizate por tirolesas en un bosque autóctono virgen con Rotorua Canopy Tours

Llevá a la familia a disfrutar de un día de adrenalina y diversión con Rotorua Canopy Tours. Con una gama de paquetes, esta experiencia ecológica única tiene guías que han sido altamente entrenados para llevarte por puentes colgantes, acercarte a aves autóctonas poco comunes y mostrarte personalmente el impacto positivo de sus campañas de conservación. Es una experiencia emocionante y gratificante que los niños no olvidarán.

¿Sabías?

3. Da rienda suelta a la creatividad de tu familia en Weta Workshop Unleashed

Ubicado en el corazón de la ciudad de Auckland, Weta Workshop Unleashed ofrece una fantástica experiencia de efectos especiales de películas que es divertida para toda la familia. Su visita guiada te lleva a un mundo imaginativo lleno de criaturas, castillos y actividades creativas. Parte plató de filmación, parte taller creativo, esta actividad única te permite jugar con la robótica, crear esculturas, e incluso ver bien de cerca un robot galáctico gigante.

4. Explorá ZEALANDIA, un santuario ecológico repleto de vida silvestre

Aventurate en la vida silvestre de Nueva Zelanda en el santuario ecológico ZEALANDIA, ubicado en una pintoresca reserva a menos de 10 minutos en auto de Wellington. Mientras caminás por el santuario, prestá atención para ver especies autóctonas como tuatara, tīeke, tūi y kākā. Aprovechá tu visita al máximo y reservá una visita guiada. Hay excursiones durante el día, la noche o al crepúsculo.

¿Sabías?

5. Disfrutá de pasar tiempo con la familia y viví una experiencia de la Antártida

Si estás buscando una actividad apta para familias que emocione, eduque e inspire, asegurate de agregar el International Antarctic Centre a tu lista de lugares para visitar. Con varias experiencias diferentes, podés conocer pingüinos, andar en un Hägglund, afrontar una tormenta ártica y caminar por décadas de historia en la galería de la Antártida. ¡Seguramente será un éxito con toda la familia!

6. Viví memorables encuentros con animales en Orana Wildlife Park

Explorá el único zoológico abierto del país en Orana Wildlife Park, que se encuentra a solo 15 minutos en auto del aeropuerto de Christchurch. Dale de comer a majestuosas jirafas, acercate a gorilas, conocé suricatas, o si la familia tiene ganas de un poco más de aventura, viajá a través de la reserva de leones. Llevá a tus hijos en una aventura de vida silvestre, y quizás hasta puedan ver a su animal favorito en la vida real.

¿Sabías?

7. Andate a la aventura y visitá la Tierra Media

Descubrí el encantador mundo de Hobbiton™ con una visita guiada al plató Hobbiton™. Mientras tu guía te lleva por los exuberantes prados de la Comarca, aprendé sobre cómo se hizo la magia del cine. Tu guía te explicará las técnicas de filmación y los intrincados detalles de la construcción del plató. Desafiá a los niños para ver si pueden ver algún hobbit, o ver cuántos agujeros hobbit pueden contar.

¿Sabías?

8. Probá ser apicultor en Huka Honey Hive

Metete en el mundo de las abejas, velas de cerca y observalas mientras trabajan en Huka Honey Hive. La excursión de apicultura Honey Shack ofrece una emocionante experiencia guiada por los jardines y las colmenas. Ponete un traje de apicultor, conocé a las abejas, aprendé cómo se hace la miel y descubrí la importancia de las abejas en el ecosistema. Esta experiencia divertida y educativa es algo imperdible para hacer en familia, y los niños quedarán encantados por días.

9. Conocé a fotogénicas alpacas

A solo una hora en auto de Christchurch podés encontrar Shamarra Alpacas, hogar de más de 170 alpacas. Hay visitas guiadas a la granja durante el día en las que podés aprender más sobre estos inquisitivos animales y sus excéntricos hábitos. No te pierdas las galletitas caseras y no te olvides de visitar la tienda, en la que podés comprar una gama de productos tejidos de alpaca natural sin tinturas. Aprovechá para pasar el día en familia y visitá Akaroa y explorá el resto de la península de Banks.

10. Visitá el maravilloso, extraño y peculiar Puzzling World

Desde baños romanos, salas de ilusión, al laberinto Great Maze, Puzzling World en Wanaka seguramente confundirá, impresionará y entretendrá a toda la familia. Explorá la galería Sculptillusion que está repleta de trucos arquitectónicos y talento artístico local, o pasá un rato en el singular café y probá docenas de rompecabezas y adivinanzas. Llueva o truene, es una manera fácil y divertida de pasar la tarde con los niños.

¿Sabías?

spinner Cargando

También puede interesarte...