Jardines

Si sos un amante de la jardinería, entonces vas a disfrutar tu visita a Nueva Zelanda. En nuestro clima templado, crece una gran diversidad de plantas, tanto nativas como exóticas.

Es un hecho curioso, pero la jardinería se ubica como uno de los pasatiempos favoritos de los neozelandeses. Al ser un país largo que se extiende de norte a sur, acá crece de todo, desde lo subtropical hasta lo subalpino. Si sos un amante de la jardinería, entonces vas a disfrutar tu visita a este país.

En muchas ciudades y pueblos, hay tours donde podés visitar jardines botánicos y otros jardines privados por el estilo, donde los jardineros comparten su amor por lo que cultivan y su forma de hacerlo. Los tours a jardines rurales de Eastland, Manawatu, Whanganui, Wairarapa y Christchurch, Canterbury, a menudo los ofrecen los residentes de las majestuosas haciendas históricas. Visitá los jardines Palmco Gardens de Kerikeri y paseá entre el esplendor exuberante subtropical. En Villa Tamahunga de Matakana, vas a ver un jardín único que incluye un olivar, hermosos caminos entre arbustos, jardines subtropicales con lagunas, caminos entre rosaledas y una secuencia de tres jardines con terrazas diseñados formalmente debajo de la residencia reubicada. En Blenheim, Hortensia House tiene un romántico jardín de flores con masas de colores coordinados, mientras que el carácter inglés del parque Tudor de Southland es una atracción para los apasionados de la jardinería.

No podés hablar de jardines si no mencionás Christchurch, la ciudad de los jardines. Una visita imprescindible es a los jardines botánicos de Christchurch y, si la visitás en marzo, tenés que ir al famoso International Flower Show de Ellerslie.

Buscar y reservar vuelos