Sé un visitante responsable y ayudá a cuidar de la naturaleza en Nueva Zelanda.

Muchas de las especies de plantas y animales únicas de Nueva Zelanda están en peligro de extinción. Ayudá a proteger nuestro mundo natural con estas simples cosas.

1) Dale espacio a la vida silvestre

Cuando veas focas y lobos marinos, mantené una distancia de por lo menos 20 metros. Esa es más o menos la longitud de dos colectivos. Si te acercás demasiado, las focas y los lobos marinos pueden entrar en pánico y comenzar una estampida, lo cual es peligroso tanto para vos como para ellos. También pueden ponerse agresivos si te interponés entre ellos y sus crías o el mar.

Respetá su tiempo de descanso y mantené una buena distancia con ellos.

También debés darle mucho espacio a las aves que están anidando. Algunas de nuestras especies en peligro de extinción, como el chorlito maorí o la gaviota maorí, pueden anidar directamente en la playa, por lo que es importante mantener una buena distancia para evitar dañar sus nidos, huevos y pichones. Si tenés un perro, asegurate de que no se acerque tampoco.

La mayoría de los lugares donde haya nidos estarán delimitados con sogas. Sin embargo, en áreas más remotas que no estén marcadas, deberás usar tu sentido común y mantenerte alejado si observás que hay aves anidando.

2) No le des de comer a las aves

Las aves autóctonas de Nueva Zelanda no están adaptadas a la comida humana, así que resistí la tentación de darles de comer. Puede hacer que se enfermen, y en algunos casos hasta puede causar su muerte. Por ejemplo, si las aves kākā comen cosas como frutos secos y semillas, pueden desarrollar enfermedades oseas metabólicas.

Los descarados kea saben muy bien como pedir comida, e incluso robarla de bolsos, pero esto hace que sea más probable que se pongan en peligro. El Departamento de Conservación informa que en las áreas en las que los kea son alimentados regularmente, los autos y el control de plagas presentan un riesgo mayor para ellos.

3) Mantené tu calzado limpio

La enfermedad de muerte regresiva del kauri es una enorme amenaza a nuestros deslumbrantes árboles kauri. Ayudá a evitar la propagación de esta enfermedad al limpiar tu calzado con el desinfectante y los cepillos de fregar provistos en el comienzo de muchos senderos de caminata del Departamento de Conservación.

También es importante que camines por los senderos solamente, que para eso están. Caminar fuera de los senderos puede propagar la enfermedad más rápidamente.

4) Ayudá a que los santuarios libres de plagas lo sigan estando

Cuando visites islas libres de depredadores, o islas que estén camino a estar libres de plagas, asegurate de revisar bien tu ropa y tus cosas antes de dejar tierra firme.

  • Revisá tu ropa y tus cosas para ver si tienen plagas tales como roedores e insectos. Incluso las hormigas pueden ser un problema si se propagan a un santuario.
  • Limpiá tu calzado, tu ropa y cosas para evitar esparcir tierra y semillas.
  • Cerrá bien tus bolsos antes de salir para que ninguna plaga se suba en el camino.

4) Apoyá a los operadores turísticos sustentables

Hay muchas empresas a lo largo de Nueva Zelanda que te dan la oportunidad de tener encuentros cercanos con la vida silvestre.

Además de poder tener inolvidables experiencias de vida silvestre, si elegís operadores turísticos sustentables podés ayudar a apoyar campañas de conservación. Los siguientes operadores turísticos brindan apoyo a la naturaleza y vida silvestre de Nueva Zelanda al donar parte de lo recaudado de los visitantes a proyectos de protección medioambiental y de conservación.

Kapiti Island Nature Tours, Wellington

La escarpada isla Kapiti, al noroeste de Wellington, fue uno de los primeros santuarios de vida silvestre designados en Nueva Zelanda.
En el año 2009, Kapiti Island Nature Tours y Kaitiaki o Kapiti Trust brindaron apoyo al programa de erradicación de armiños del Departamento de Conservación para que la isla Kapiti pudiera volver a estar libre de depredadores.

Visitá la isla y hacé una excursión por el día o pasá la noche en el alojamiento y salí a tratar de divisar kiwis. Como visitante, podés disfrutar de ver especies de aves en peligro de extinción, algunas de las cuales están extintas en en el continente, y apoyar las campañas de conservación en curso.

Zealandia, Wellington

A solo unos kilómetros del corazón de Wellington, Zealandia es un santuario ecológico completamente cercado a prueba de depredadores.

Los fundadores de Zealandia tienen una visión a 500 años para restaurar el bosque del valle y los ecosistemas de agua dulce para que se parezcan lo más posible a su estado pre-humano. El santuario ecológico ya ha reintroducido 18 especies de vida silvestre autóctona en el área. Este es uno de los mejores lugares en Nueva Zelanda para ver aves poco comunes, como hihi, kākā, takahe y kākāriki.

Además de hacer una visita, podés hacer una donación, hacerte socio de Zealandia o sumarte a los trabajadores voluntarios.

Whale Watch, Kaikoura

Un cañón oceánico profundo cerca de la costa de Kaikoura en la costa este de la Isla Sur atrae a cachalotes especialmente grandes en busca de su presa favorita, calamares gigantes. Este es el mejor lugar en Nueva Zelanda para ver cachalotes. La costa también alberga lobos marinos y langostas, por las cuales el área recibe su nombre.

Whale Watch es una empresa de propiedad maorí comprometida con la hospitalidad y el respeto por el mundo natural. Contribuye con proyectos de investigación científica en curso al llevar registros detallados, identificar cada cachalote visto, su ubicación y cualquier comportamiento inusual que presenten.

Whale Watch apoya el movimiento de conservación marina, incluyendo la lucha internacional para poner fin a la caza comercial de ballenas.

Elm Wildlife Tours, Dunedin

Elm Wildlife Tours en la península de Otago les brinda a los visitantes la oportunidad de ver los poco comunes pingüinos de ojos amarillos.

La empresa ayuda a proteger a estos pingüinos, considerados como la especie menos común del mundo, de la que solo quedan 5000 individuos en el mundo. Sus campañas incluyen plantar árboles, la construcción de lugares para anidar y el control de depredadores. Elm Wildlife Tours también ayudó a establecer la fundación New Zealand Sea Lion Trust para financiar proyectos de investigación sobre esta especie amenazada.

En una excursión de vida silvestre también podés ver elefantes marinos de Hooker, lobos marinos de Nueva Zelanda y pequeños pingüinos azules, además de albatros en el Royal Albatross Centre en Taiaroa Head.

Ulva Island Tours, Isla Stewart

La Isla Stewart/Rakiura está repleta de aves autóctonas.

Ulva Goodwillie es descendiente directa de los primeros pobladores maoríes de la Isla Stewart, y en el año 2000 fundó Ulva’s Guided Walks. Ulva y su equipo de guías locales les ofrecen a los visitantes una gama de experiencias botánicas y de avistamiento de aves.

Ulva’s Guided Walks brinda apoyo al proyecto Halfmoon Bay Habitat Restoration y al programa Sponsor-a-Hectare de la fundación Stewart Island/Rakiura Community and Environment Trust (SIRCET).

Más información sobre el turismo responsable en Nueva Zelanda.