Los maoríes al principio usaban el formio para tejer artículos prácticos como canastas y redes para pescar. Con el paso del tiempo, esta habilidad única se convirtió en una reconocida y preciada forma de expresión artística.

Cuando los maoríes llegaron por primera vez a Aotearoa Nueva Zelanda, se encontraron con un clima que era mucho más frío que su tierra natal en la Polinesia.

Se adaptaron rápidamente y utilizaron su destreza en el tejido para producir korowai (capas) y otros objetos prácticos como kete (canastas) y whāriki (esteras).

El material más utilizado en esa época era (y todavía es) el harakeke, también conocido como formio o lino de Nueva Zelanda.

Mujeres tejedoras

El tejido por lo general es realizado por las mujeres, y las tejedoras expertas son preciadas en sus tribus.

'Aitia te wahine o te pā harakeke' es un proverbio maorí que traducido quiere decir 'Cásate con la mujer que siempre está en la planta de formio, ya que es es experta en trabajar con sus hojas y una persona diligente'.

Tejiendo formio

Simbolismo en el tejido

Como en todas las formas de arte maorí, el tejido está lleno de simbolismo y significado. Cada pieza de raranga es un recordatorio de las artes e historias que el pueblo maorí trajo consigo cuando atravesó el océano. El tejido es una forma de expresión artística viviente que se pasa de generación en generación y un fuerte símbolo de la supervivencia de la cultura maorí. 

Por ejemplo, en la vida diaria se utilizan los kete como canastas o bolsos, y también pueden representar un recipiente de conocimientos y sabiduría. 

Las hábiles mujeres maoríes minuciosamente confeccionan korowai (capas) tejidas con toda delicadeza.

Capas de belleza

Además de artículos prácticos, las mujeres tejían hermosas prendas, como faldas y capas.

Tradicionalmente, las capas se tejían a mano entre dos estacas verticales de tejido.

Se integraban plumas e hilos decorativos a la tela a medida que el tejido avanzaba. Se usaban tinturas naturales para lograr una variedad de colores; se usaba paru (barro de pantano) para lograr un tono de negro, y la tanekaha (corteza) producía el marrón.

La capa con plumas,o kahu kiwi, es una prenda especialmente sagrada.

Cada capa es una preciada reliquia familiar. Como fueron tejidas con plumas de kiwi, son muy valiosas hoy en día. Tradicionalmente se las reservaba solo para los jefes y los ancianos, pero también se podían hacer para familiares o miembros honrados de la tribu.

Obtené más información sobre la cultura maorí