Preguntale a cualquier neozelandés dónde está su playa favorita, y todos te van a dar una respuesta diferente. Del norte al sur, acá van algunas de las muchas, muchas deslumbrantes playas.

Bahía Maitai, Northland

Las aguas limpias y transparentes y las arenas blancas y suaves de la bahía Maitai hacen que sea el lugar perfecto para una escapada de verano para muchos neozelandeses todos los años. Podés nadar, hacer esnórquel, kayak o simplemente relajarte en esta remota playa de la región de Northland. Dormí debajo de las estrellas en el campamento cercano, donde lo único que te tapará un poco la vista serán los hermosos árboles pohutukawa (también conocidos como el árbol de navidad de Nueva Zelanda).

Playa de las Noventa Millas

Si te sentís un poco más lleno de energía, andá a la Playa de las Noventa Millas (que en verdad solo tiene 55 millas de largo) para hacer bodyboarding, blokarting o pesca surfcasting. La playa es oficialmente una ruta y solo es adecuada para vehículos 4x4, por lo que podés hacer una excursión en ómnibus desde Kaitaia o Paihia

Bahía Anchor, parque regional Tawharanui

A menudo llamado el secreto mejor guardado de Auckland, el parque regional Tawharanui está ubicado al final de un largo camino de ripio, a unos 90 km del centro de Auckland. Si llegás acá, vas a ser recompensado con algunas de las mejores arenas blancas, vida silvestre, senderos de caminata y pozas del país. Traé tu carpa y quedate a dormir.

Playa Piha, Auckland

Una de las playas de la salvaje costa oeste de Auckland, Piha es conocida por sus arenas negras, grandes olas y la imponente roca Lion Rock, una isla en el mar. Queda a solo una hora de la ciudad, y podés disfrutar de hacer un picnic en la arena cálida mientras observás cómo los surfistas expertos se enfrentan a las rugientes olas.

Ensenada Cathedral Cove, Coromandel

Visitar la ensenada Cathedral Cove es una de las cosas que no te podés perder en Nueva Zelanda. Podés llegar en bote, kayak o caminando. Sacate una foto debajo del impresionante arco natural antes de encontrar un poco de sombra para hacer un picnic en las arenas doradas. Si tenés tiempo, pasá por otro lugar favorito, la playa Hot Water, a solo 10 minutos en auto.

Monte Maunganui, Bay of Plenty

Este relajado pueblo de surfistas, conocido como "El Monte" por la gente del lugar, es el lugar perfecto para descansar al sol. La playa principal es votada como la mejor playa de Nueva Zelanda constantemente por su oleaje, sus cafés frente al mar y sus aparentemente interminables arenas blancas. Ponete las zapatillas para caminar y subí el monte Mauao para disfrutar de una espectacular vista de la península.

Playa Wharariki

Al otro extremo del espectro se encuentra la escarpada, remota y salvaje playa Wharariki. Está encaramada en la punta más septentrional de la Isla Sur, y tenés que atravesar onduladas praderas caminando solo para llegar ahí. Una vez que hayas llegado, vas a encontrar vida silvestre, cuevas, pozas e inmensas dunas de arena. ¿La mejor manera de explorar? A caballo.

Parque nacional Abel Tasman, Nelson Tasman

Hay demasiadas deslumbrantes playas en la región de Nelson Tasman para elegir solo una. Podés ir a la popular bahía Anchorage para disfrutar de arenas doradas y un campamento junto a la playa, visitar la playa que "Nueva Zelanda compró" — la playa Awaroa — o nadar en las aguas turquesas de la bahía Torrent. Para realmente escaparte de todo, podés ir en kayak a la playa y campamento Observation junto al agua.

Playa Hokitika, West Coast

Hokitika, tan lleno de historia, es el único pueblo de la región de West Coast ubicado sobre la playa. Seguramente te mojes en este salvaje lugar, pero vas a poder sacar unas buenas fotos del atardecer acá. Si vas en verano vas a poder ver el Festival de maderas a la deriva y arena, en el que la gente del lugar crea obras de arte con materiales encontrados en la playa.

Playa Koekohe, Waitaki

No hay mejor motivo para visitar la playa Koekohe que para saltar de roca en roca en las gigantes formaciones que fueron talladas hace unos 65 millones de años. Cada uno de los peñascos de Moeraki, esparcidos por la arena, pesa varias toneladas y tiene hasta dos metros de altura.

#NZMustDo

Inspirate con las fotos de las playas de Nueva Zelanda sacadas por visitantes.



¿Cuál es tu próximo destino?