La belleza de los paisajes de Nueva Zelanda cautivó a cinéfilos de todo el mundo como otra estrella más de la exitosísima trilogía El señor de los anillos.

Los paisajes de la Tierra Media cobraron vida tras su aparición en la trilogía de El señor de los anillos entre 2001 y 2003. Se utilizaron más de 150 lugares de filmación reales en Nueva Zelanda, desde las verdes y ondulantes colinas de Matamata en la Isla Norte, Hobbiton, hasta las escarpadas y nevadas cumbres montañosas de Queenstown: las montañas Remarkables, que representan al valle del arroyo Sombrío.

Cómo no va a cautivar Nueva Zelanda a sus visitantes

¿Adónde vamos ahora?