Podés avistar ballenas a lo largo de Nueva Zelanda, incluyendo el hermoso golfo de Hauraki en Auckland y el maravilloso pueblo de Kaikoura.

Auckland tiene el privilegio de ver a las ballenas jugar en el hermoso parque marino del golfo de Hauraki. Parte del océano Pacífico, el golfo de Hauraki cubre un área de 4000 km² que rodea las regiones de Auckland y Coromandel.

El parque está repleto de una diversa gama de vida marina exótica y poco común. Por ejemplo, la ballena de Bryde, que está en grave peligro de extinción, es una de las especies que se pueden encontrar en el golfo de Hauraki. Increíblemente, más de 25 de los 37 mamíferos marinos del hemisferio sur han sido identificados en el área, lo que compone casi un tercio de la población mundial de estas especies.

Kaikoura, en la costa este de la Isla Sur, es uno de los únicos lugares en el mundo donde podés ver cachalotes fácilmente.

El cachalote, la más grande de las ballenas dentadas, puede llegar a tener más de 15 metros de longitud. Se sumerge a lo profundo del océano para alimentarse. La población de cachalotes residente en Kaikoura se puede observar durante todo el año. Las orcas (ballenas asesinas) se pueden ver de diciembre a marzo, y las ballenas jorobadas en junio y julio. Diversas especies de delfines hacen su aparición prácticamente todos los días en esta zona.

 
Las ballenas prosperan en el área cerca de Kaikoura debido a su inusual paisaje submarino. La placa continental baja rápidamente para llegar a una serie de cañones submarinos muy profundos. Además, una corriente cálida del norte se une a una más fría proveniente del sur. Esto provoca que suban nutrientes desde las profundidades del océano, un fenómeno que ayuda a sustentar todo tipo de vida marina, desde plancton y krill hasta delfines y ballenas.

plane Buscar y reservar vuelos

También puede interesarte: