No te pierdas los pequeños pingüinos azules de Oamaru y el espectacular pueblo de Kurow, ubicado en la intersección de dos ríos.

¿Cuál es tu próximo destino?