Nueva Zelanda tiene una historia rica y fascinante, que refleja nuestra mezcla única de cultura maorí y europea.

Los maoríes fueron los primeros en llegar a Nueva Zelanda, viajaron desde Hawaiki en canoas hace unos 1000 años. Un holandés, Abel Tasman, fue el primer europeo en avistar el país, pero fueron los británicos los que hicieron a Nueva Zelanda parte de su imperio.

En 1840 se firmó el Tratado de Waitangi, un acuerdo entre la corona británica y los maoríes. Este documento estableció la ley británica en Nueva Zelanda y se lo considera como el documento fundacional del país y una parte importante de la historia del país. El lugar donde se firmó el tratado ha sido preservado, y, en la actualidad, Waitangi Treaty Grounds es una atracción popular.

Encontrarás increíbles sitios históricos y taonga (tesoros) maoríes, así como también hermosos edificios de la era colonial esparcidos por el país. Un paseo por cualquier ciudad de Nueva Zelanda en la actualidad te mostrará lo culturalmente diverso y fascinante que es el país en el que nos hemos convertido.

plane Buscar y reservar vuelos