Islas subantárticas

Estás aquí

Las lejanas islas subantárticas de Nueva Zelanda corresponden a una región que cuenta con paisajes salvajes, fauna única y belleza olvidada.

Las salvajes y hermosas islas subantárticas, situadas al sur de Nueva Zelanda en el Océano Antártico, son un paraíso olvidado. Las islas albergan algunas de las formas de vida salvaje más abundantes y únicas de la tierra, con muchas especies de aves, invertebrados y plantas que no se encuentran en ninguna otra parte del mundo.

Estas lejanas islas tienen la condición de Patrimonio Mundial de la UNESCO y el nivel de protección más alto de cualquier reserva natural en Nueva Zelanda.

Aunque el estricto plan de gestión restringe el número de personas que se permiten en tierra cada año, algunas empresas turísticas como Heritage Expeditions y Wildlife and Wilderness ofrecen recorridos a las islas en varias ocasiones durante el año.

Vea el video para descubrir más sobre las islas subantárticas.

 

Descubra las islas olvidadas

New Zealand
Flor silvestre que florece, New Zealand

By A. Breniere

New Zealand
Albatros en vuelo, subantárticas, New Zealand

By K Ovsyanikova

New Zealand
Visitantes de las subantárticas, New Zealand

By N Russ

New Zealand
El espíritu de Enderby, New Zealand

By A Russ

New Zealand
Hierbas y pastos, subantárticas, New Zealand

By K Ovsyanikova

New Zealand
Pingüinos con cresta de las Snares, New Zealand

By K Ovsyanikova

New Zealand
Flor silvestre que florece, New Zealand

By N. Russ

New Zealand
Focas, islas subantárticas, New Zealand

By K Ovsyanikova

Islas Snares

Las Snares, ubicadas a 100 km al suroeste de la isla Stewart/Rakiura, corresponden a una de las zonas más vírgenes y cristalinas de Nueva Zelanda.

Los bosques de inmensos árboles de margaritas cubren las islas y cientos de aves, focas e invertebrados habitan los acantilados. Las Snares albergan varias especies endémicas, incluidas tres aves terrestres y una serie de invertebrados.

Islas Auckland

El grupo de islas Auckland es el mayor grupo de islas subantárticas de Nueva Zelanda.

Las islas constituyen un ambiente ideal importante para muchas aves marinas, incluidos los raros pingüinos de ojos amarillos, los albatros corona blanca, los albatros viajeros de Gibson, la pardela oscura y el cormorán endémico de las Auckland.

Isla Campbell

Joseph Hooker, botánico inglés, describió que la isla Campbell tiene una “flora incomparable fuera de los trópicos”. Es especialmente conocida por sus hierbas inmensas y también por su eterna y gigante flora silvestre, que se ha desarrollado como una adaptación a las duras condiciones meteorológicas de las islas.

La isla se vio gravemente afectada por la actividad humana, pero desde 1954, se desarrolla un proceso de erradicación de plagas que ha permitido un florecimiento y un renacer de la vida silvestre nativa.